Archive for the ‘Arashiyama (嵐山)’ Category

Curiosidades Kyôto

Cuando paseas tranquilamente por una ciudad es muy habitual que encuentres cosas que te llamen la atención, objetos que nunca habrías pensado encontrar allí, o simplemente elementos característicos que, pese a poder ser habituales, son muy distintos de los que podrías encontrar en tu ciudad. Y si haces un viaje a Japón, casi es una “obligación” encontrar los elementos curiosos o distintos que vas encontrando. No se si es por que esperamos que todo sea totalmente distinto a lo que estamos acostumbrados, o porque nos fijamos demasiado en todo.

En cualquier caso, a continuación os muestro algunas de las fotos que podríamos clasificar como curiosas que he hecho en la ciudad de Kyôto a lo largo de diversos viajes, y también aquellas que seguramente nunca encontraré un tema adecuado para mostrarlas, o simplemente “por que si”.

Espero que os gusten.

Y recordad que podéis ver más fots en los álbums de Flickr de Descubrir Japón.

Arashiyama (嵐山)

Arashiyama, que significa montaña de las tormentas, pertenece al distrito de Sagano, al Oeste de Kyôto, es muy popular entre los japoneses, por lo que es muy habitual que siempre este lleno de visitantes.

A lo largo de la Ruta IV de la Blog-Maratón Templos de Kyôto ya hemos recorrido los muy numerosos templos de la zona, pero Arashiyama tiene mucho más que ofreceros, tanto que sería imposible poder recorrer totalmente la ruta IV de los templos y además ver todo lo que nos puede ofrecer. Por eso, si tan solo tenéis un día para visitar al zona, yo recomendaría no perderos Tenryû-ji y Daikaku-ji, y después hacer una selección de sitios para visitar entre templos y otras posibilidades.

Dos sitios que pueden resultarnos interesantes y que tienen la gran ventaja de estar situados junto a Tenryu-ji son el parque Kameyama, que incluye un mirador desde el que se tienen magníficas vistas del valle del río Oi (y del camino que sigue el Sagano Romantic Train, del que os hablo más adelante), y si sois unos grandes fanáticos del cine, podéis visitar Ôkôchi-sansô villa, la casa museo de Ôkôshi Denjirô, un famoso actor de películas de samurais.

Por otro lado, atravesando el río por el puente Togetsu-kyô (渡月橋) o puente del “Cruce de la Luna”, podemos visitar el parque de monos Iwatayama, donde podremos ver unos 200 monos japoneses de diversos tamaños y edades en semilibertad. Como curiosidad diré que el puente Togetsu-kyô es el punto en el que río Oi cambia de nombre para convertirse en el río Katsura.

Y si sois de los que no podéis evitar entrar en todas las tiendas que encontráis por el camino, una extensa zona comercial con tiendas de “omiyage” (recuerdos) podrá ocuparos buena parte del tiempo de visita.

Pero si tenéis la suerte de visitar la zona en plena temporada de floración (especialmente en primavera y otoño) y el día es espléndido, todo lo que os he contado hasta ahora quedará en nada comparado con una de las atracciones más populares de la zona:: el Sagano Romantic Train. Se trata de hacer una excursión en la que se recorre el valle del río Oi siguiendo un trayecto de gran belleza paisajística. Este tren (el billete cuesta 600円) puede cogerse en la estación Torokko Saga, situada junto a la estación Saga-Arashiyama de JR, o en la estación Torokko Arashiyama, situada muy cerca de Tenryu-ji. El viaje, que dura una media hora, nos lleva hasya Torokko Kameoka (situada cerca de la estación Umahori de la línea Sagano de JR), que es el final de la línea. Una vez allí podemos volver en tren, o lo que es más habitual, volver por el río con unas barcas que hacen el recorrido de vuelta hasta cerca del puente Togetsu-kyô.

Fuente: hoja informativa de la compañía

Y si todo esto no fuera suficiente motivo para visitar la zona, en determinadas épocas del año hay atracciones especiales, como la pesca con cormorán en verano, o el Hanatouro (evento similar al que ya os expliqué en las Higashiyama) en diciembre.

Como podéis comprobar, Arashiyama es una zona muy interesante para visitar, muy alejada de las rutas habituales de los turistas occidentales, pero muy popular entre los propios japoneses, causa por la que habitualmente, especialmente cuando hace buen tiempo, esté abarrotado. Aún así, si podéis dedicarle ni que sea un día, no lo penséis dos veces. Yo tuve la “mala suerte” de ir un día que llovió constantemente, cosa que me permitió ver la mayor parte de los templos de la zona, pero por poco que se me presente la oportunidad, volveré un día que haga mucho sol para hacer el resto de actividades que os he comentado.

Información importante:

  • Lugar: Arashiyama (Pref. Kyôto)
  • Cómo llegar: con la compañía JR se debe tomar la línea de Sagano desde la estación central de Kyôto hasta la estación Saga-Arashiyama (que queda un poco apartada de la zona más turística). También se puede llegar con ferrocarriles privados como la Keifuku Electric Railroad desde el centro de Kyôto, o con la línea Arashiyama de Hankyû desde Ôsaka. Con autobús, se debe subir a las líneas 71, 72 ó 73 desde la estación Kyôto, o las lineas 61, 62 ó 63 desde la terminal Sanjo Keihan, y en todos los casos bajar en la parada Arashiyama.
  • Álbum de Flickr: Arashiyama (嵐山)

Daikaku-ji (大覚寺)

Finalizaremos la Ruta IV de la Blog-Maratón Templos de Kyôto que nos ha llevado a recorrer la zona de Arashiyama, en Sagano, visitando un antiguo palacio imperial reconvertido en templo: Daikakuji, posiblemente la visita más espectacular de la ruta conjuntamente con Tenryû-ji, con el que iniciábamos la ruta.

Daikaku-ji

Mapa Daikaku-ji

Mapa Daikaku-ji

El templo de Daikaku-ji originalmente era un palacio secundario para el Emperador Saga, hasta que en el año 876 decidió que se convirtiera en un templo de la secta Shingon del Budismo, como una expresión de su devoción hacia sus enseñanzas y su fundador, Kôbô Daishi.

Como antes era un palacio, por todas partes se pueden ver numerosas pinturas del período Momoyama con motivos imperiales. Por otro lado, es un templo abstante extenso, y a lo largo de su visita podremos ver elementos muy distintos unos de otros, factor que aumenta su interés, y que me haría considerarlo de visita obligada en la zona, a pesar de que está situado bastante alejado del resto de lugares de interés de la zona.

Daikaku-ji

Del conjunto del templo podríamos destacar cuatro elementos:

Shinden: hace unos 400 años, el Shinden del Palacio Imperial de Kyôto se trasladó a los terrenos de Daikaku-ji. Delante suyo, actualmente podemos admirar un jardín que isgue el modelo tradicional de los jardines imperiales, con un naranjo a la derecha y un ciruelo a la izquierda. Las paredes correderas están decoradas con pinturas de Sanraku Kanô y muestran las tres peonías y las flores rojas y blancas de los ciruelos que representan la casa imperial.

Shingyôden: hace 1200 años, el país se vio asolado por las plagas y las epidemias. Siguiendo una propuesta de Kôbô Daishi, el Emperador Saga empezó a copiar, utilizando el arte de la caligrafía, el sutra Jannya Shingyô para orar a Buda. Se dice que a causa de ello el país se vio rápidamente libre de las plagas. En este edificio es dónde se guardan estos escritos realizados por el Emperador Saga.

Daikaku-ji

Shôshinden: designado como Importante Bien Cultural, en un rincón, casi podríamos decir que remoto, del templo, en una sala del ala Este denominada Okanmurinoma, hay un Shôhekiga pintado por Sanrakû Kanô y Shikô Watanabe. En él se puede ver un halcón pintado con tinta india que llama especialmente la atención por su excepcionalidad. En las placas de madera de las particiones de las puertas hay liebres pintadas.

Estanque Ôsawa (Teiko): hace aproximadamente 1200 años, cuando el Emperador Saga estableció Daikaku-ji como palacio, este disponía de un jardín acuático que seguía el mismo diseño que el lago Tungting de la China. Se denominó estanque Ôsawa, y se dice que es el origen del Ikebana Saga. En cualquier caso, actualmente el templo tiene una fuerte influencia en este tipo de Ikebana, e incluso se pueden ver algunos ejemplos de este arte a la entrada del recinto.

Ikebana

Información importante:

Daikaku-ji

Daikaku-ji

Seiryô-ji (清涼寺)

Este templo budista, también conocido como Saga Shakadô (嵯峨寫釈迦堂) está situado sobre lo que antes eran los pantanos de Saga, y pertenece a la secta Jodo del Budismo.

Mapa Seiryô-ji

El templo está situado dentro de los terrenos de la que era la villa de Minamotono-Toru. A la muerte de este se convirtió en un templo. Posteriormente, el año 985 el sacerdote Chonen viajó a China en peregrinaje, y encargó una copia en madera de sándalo del legendario Udayana Buddha. Cuando el sacerdote Chonen regresó de China con la copia de la estatua, planificó la construcción de un nuevo templo para la estatua. Desgraciadamente no pudo ver completado su sueño, ya que el templo no fue completado hasta después de su muerte, cuando su discípulo Jozan estableció Siryoji y entronizó la estatua.

Seiryô-ji

Seiryô-ji

La sala principal fue reconstruida el año 1701, y contiene la estatua, que se considera un Tesoro Nacional. A pesar que la estatua original de Udayana Buddha se perdió durante la rebelión de los Boxers en el año 1900, la copia de este templo se sigue mostrando los días 8 y 19 de cada mes.

Sobre el temple no hay demasiado a decir. Contiene numerosos edificios y podríamos decir que es más un templo “de servicio” que un templo turístico. Eso tiene la ventaja de que se puede entrar gratuitamente, pero también el inconveniente de que es más difícil que lo puedas ver todo o que consigas explicaciones sobre los diversos edificios y sitios de interés si no sabes suficiente japonés para leer los carteles o preguntar.

Información importante:

Seiryô-ji

Seiryô-ji

Giô-ji (祇王寺)

También llamado Ghi-ohji, está situado al Noroeste de Kyôto, en la zona conocida como Arashiyama, a los pies de la colina de Ogura. No es fácil encontrar este templo, una pequeña puerta en un camino solitario que casi has de buscar ex profeso no invita demasiado a entrar en lo que, una vez dentro, se revela como un magnífico jardín, tan cubierto de verde que incluso luce al verlo en un día lluvioso como el que me tocó en suerte “sufrir” (suerte en este caso, pese a haber estado maldiciendo el agua desde muchas horas antes).

Jardín Giô-ji (Arashiyama)

No se sabe demasiado de sus orígenes, pero se cree que el templo inicialmente estaba situado dentro del recinto de Ohjhoin, fundado por Ryochin, uno de los discípulos de Hohnen (1133-1212), un gran sacerdote budista muy conocido. Ohjhoin era un templo que ocupaba una gran extensión, pero fue a menos con el paso del tiempo. Ghi-ohji sobrevivió como un pequeño convento que posteriormente acabó siendo conocido por su nombre actual.

Actualmente Giô-ji es más una diminuta ermita que un templo, pero aún así tiene un atractivo único que lo convierte en un lugar de visita obligada si pasas por la zona. Su jardín está casi totalmente cubierto de musgo, y mantiene un aspecto esplendoroso a lo largo de todas las estaciones del año, con flores de cerezo en primavera, mucho verde durante el verano, follaje carmesí en otoño y cubierto por la blanca nieve en invierno.

Jardín Giô-ji (Arashiyama) Jardín Giô-ji (Arashiyama)

En el poema épico del siglo XIII Heike Monogatari se habla de dos Shirabyoshi (cantantes y bailarinas de la corte imperial) del siglo XII. Taira-no-Kiyomori, que en esa ápoca era quien controlaba las riendas del Estado, se encaprichó de Giô (o Ghi-oh) durante un tiempo, pero pronto la cambió por Hotoke Gozen. Como resultado de todo ello, Giô, su hermana (Gijo) y su madre (Toji), y poco después también Hotoke Gozen, desesperadas por la volubilidad del destino, se convirtieron en monjas y las cuatro acabaron viviendo en este templo. En la sala principal del templo hay cinco esculturas de madera que representan a Giô, Hotoke, Gozen, Kiyomori, Gijo y Toji.

Interior del templo de Giô-ji (Arashiyama)

Interior del templo, con las esculturas de madera de los protagonistas de Heike Monogatari.

Interior del templo de Giô-ji (Arashiyama)

Interior del templo de Giô-ji

El templo quedó totalmente desatendido hasta no hace demasiado tiempo, cuando la monja Shishoni, una mujer bastante conocida porque había sido geisha antes que monja, se quedó a vivir en él y se hizo cargo de su mantenimiento. Su experiencia personal era similar a la de Giô unos siglos antes, y acabó siendo tan apreciada por la gente, que tuvo lugar un gran duelo cuando murió en 1994.

Información importante:

  • Lugar: Giô-ji (Arashiyama – Pref. Kyôto)
  • Coste: 300円
  • Álbum de Flickr: Giô-ji (祇王寺)
A %d blogueros les gusta esto: