Archive for the ‘Pref. de Mie (三重県)’ Category

Castillo de Iga-Ueno (伊賀上野城)

castellIgaUeno02

El castillo de Iga-Ueno es uno de los tantos castillos considerados Sitios de Interés Histórico Nacional, aunque eso no lo supe hasta más tarde, ya que no era el castillo lo que me impulsó a ir hasta Iga-Ueno, una población bastante alejada de lo que podríamos considerar las tutas turísticas más habituales (a menos para los extranjeros). A Iga-Ueno fui para visitar la Casa Museo Ninja, que está situada a muy poca distancia del castillo.

El castillo de Iga-Ueno, que a veces también se le denomina castillo Hakusho (白鳳城 o castillo del fénix blanco) por su bella arquitectura y su planta, se comenzó a construir en 1585 por orden de Takigawa Katsutoshi, pero muchos de sus elementos principales (como el honmaru) fueron construidos por su sucesor, Tsutsui Sadatsugu. Y por su parte, el sucesor de este, Tōdō Takatora, fue el responsable del elemento más destacable de todo el castillo al renovar el honmaru proporcionándole unos muros de 30 metros de altura, que en esa época fueron, y siguen siendo, los más altos de Japón.

castellIgaUeno04

castellIgaUeno01

El castillo cayó en desuso con la llegada de la paz Tokugawa, y por tanto no se reconstruyó cuando un huracán lo destruyó en 1612 antes que se acabaran de construir los cinco pisos de la torre principal. Se tendría que esperar a 1935 para que el tenshu del castillo fuera reconstruido en madera, salvando así el castillo de las monstruosas reconstrucciones de hormigón sufridas por muchos de los castillos japoneses que fueron habituales en los años 60. Como las obras iniciadas por Tōdō Takatora no se acabaron antes de su abandono, la reconstrucción actual realmente es un modelo de lo que habría acabado siendo si se hubiera acabado en su día.

Actualmente son el tenshu y el honmaru las dos partes que quedan totalmente en pie del castillo, en el interior del cual hay un museo sobre la historia de la zona. Pero lo más destacable del castillo y sus alrededores son las magníficas vistas, aunque no es necesario entrar al castillo para poder disfrutarlas, pues el castillo está situado dentro de un parque con numerosos puntos desde los que puedes contemplar los alrededores.

castellIgaUeno03

Información importante:

  • Lugar: castillo de Iga-Ueno (Iga-Ueno – Pref. Mie).
  • Entrada: 500円.
  • Cómo llegar: desde la estación Ueno-shi de la línea Kintestsu de Iga se tarda tan solo unos 10’ caminando.
  • Álbum de Flickr: Castillos

Castillos japoneses (日本の城)

Una de las estampas más características para el turista que visita Japón es sin duda los castillos, herencia de una época a la que tantas y tantas películas de samuráis nos han transportado, y que a muchos nos gusta revivir en vivo y en directo siempre que sea posible.

Bansho

En Japón hay centenares de castillos, pero desgraciadamente, la mayor parte no son más que cuatro piedras que tan solo sabes que son las ruinas de un castillo por que te lo dicen, no por que llegues a ver ninguna estructura que sea reconocible. Si lo pensáis con calma, teniendo en cuenta las guerras, las fuerzas de la naturaleza (terremotos e incendios, básicamente) y las técnicas de construcción más utilizadas, posiblemente acabemos sorprendiéndonos de que todavía queden tantos.

En cualquier caso, tengo localizados aproximadamente unos cincuenta castillos que se pueden identificar fácilmente como tales (aunque en muchos casos solo queda la torre principal), muchos de ellos considerados tesoros nacionales. En este blog ya he hablado de la mayoría de los que he tenido la suerte de visitar, que no representan ni la mitad de los que tengo localizados. Como he dicho en estas ocasiones, muchos de los castillos que siguen en pie son reconstrucciones parciales realizadas en tiempos modernos, y en muchas ocasiones utilizando técnicas modernas de construcción, lo que hace que tan solo tengamos la engañosa sensación de estas viendo un castillo original, a pesar de estar hecho de hormigón.

rutaHimeji01

Matsumotojo02

Osakajo05

Dentro de la campaña “12 meses, 12 temas”, tengo la intención de dedicar el mes de Julio a los castillos, hablando de aquellos que todavía no han encontrado su lugar en este blog, como el castillo de Kanazawa o el de Nagoya. Si revisáis los artículos anteriores sobre castillos publicados en este blog, o seguís leyéndome a lo largo de este mes, la lista completa de castillos que encontraréis es:

Evidentemente, no es una revisión exhaustiva de todos los castillos que se pueden visitar en Japón, ni tan solo de los más representativos o conocidos (faltan algunas joyas como el de Kumamoto, por poner solo un ejemplo), pero si todos los que he conseguido visitar hasta ahora, que es la premisa con la que estoy escribiendo este blog desde sus inicios: “hablar solo de lo que tengo una experiencia de primera mano”.

Casa Museo Ninja (II)

Nota previa: como ya indiqué en la entrada anterior, siempre es arriesgado hablar de los Ninja a causa de toda la “ficción” que se ha creado a su alrededor desde que se volvieron a poner de moda con las películas de bajo presupuesto procedentes de Asia que más o menos todos hemos visto cuando éramos chavales. Pero este no es un fenómeno creado para los extranjeros, si no que afecta incluso a los propios japoneses. Es por esto que todo lo que diga sobre este museo, casa museo de hecho, tal vez tendríamos que tomarlo “con pinzas”. Sea verdad todo o tan solo una parte, para poder disfrutarlo a fondo, desde buen principio decidí tomármelo como que era verdad, y como tal es como os lo pienso explicar.

Anteriormente ya os hablé de Iga-Ueno, la ciudad ninja, y de forma más específica de la casa museo Ninja que se puede visitar. Esta casa museo está dividida en diversas áreas: una casa ninja, un museo, y un escenario para demostraciones. En el artículo anterior os hablé de la casa, hoy le toca el turno al museo.

casaNinja08

El museo es mucho más convencional que la visita a la casa. Su visita es como la de cualquier otro museo de cualquier temática, pero en este caso tal vez cabría remarcar que tiene una misión más didáctica y menos expositiva. Contiene una exhaustiva muestra de objetos que utilizaban los Ninja, con paneles explicativos sobre la forma en que los utilizaban. Y lo más importante es que todos los paneles están perfectamente explicados también en inglés, posiblemente incluso mucho más que otros museos japoneses teóricamente mucho más importantes.

En su conjunto es altamente instructivo, muy interesante y a pesar de sus reducidas dimensiones, incluye suficientes elementos como para que cualquier aficionado se quede largo rato pegado a sus vitrinas. ¿Hace esto que valga la pena la visita? Para mi es evidente que si, pero como ya dije en el artículo anterior, si no eres un buen aficionado al tema, seguramente ni te plantearás la posibilidad de ir.

casaNinja12

casaNinja11

casaNinja10

casaNinja09

casaNinja13

Y si sois suficientemente aficionados al tema como para ir, tened mucho cuidado a la salida, pues como es habitual, vuestra cartera puede salir muy mal parada al pasar por una de las dos tiendas que tiene el museo, una al final del recorrido por el museo, y otra al lado de la entrada principal pero fuera del museo (si, podéis comprar algunos recuerdos del museo sin ni tan solo entrar en él).

Información importante:

  • Lugar: Iga-Ueno (Pref. Mie)
  • Cose: la entrada al museo cuesta 700¥. El espectáculo tiene un coste adicional de 200¥, y lanzar cinco shuriken al final de este último tiene un coste adicional de 200¥.
  • Cómo llegar: desde la estación JR de Nagoya, se debe tomar la JR Kansai Line hasta Kameyama (Mie) y allí hacer transbordo hasta IgaUeno, donde has de hacer transbordo a la línea Kintetsu de Iga, hasta la estación Uenoshi. El trayecto dura un poco más de 2h, más el tiempo de los transbordos, pero es la más económica si tienes el JR Pass, y la que menos transbordos te obliga a hacer. El tren de la Kintestsu sale de la misma estación a la que llega el tren de JR, donde acaba la línea Kintetsu. Desde Osaka se debe tomar la línea JR Yamatoji, hacer transbordo en Nara y bajar del tren en Kamo (Kyoto), donde se debe hacer transbordo a la línea JR Kansai hasta IgaUeno, para finalmente coger el tren de la Kintetsu como en el caso de llegar desde Nagoya.
  • Álbum de Flickr: Museus

Casa Museo Ninja

Nota previa: siempre es arriesgado hablar de los Ninja a causa de toda la “ficción” que se ha creado a su alrededor desde que se volvieron a poner de moda con las películas de bajo presupuesto procedentes de Asia que más o menos todos hemos visto cuando éramos chavales. Pero este no es un fenómeno creado para los extranjeros, si no que afecta incluso a los propios japoneses. Es por esto que todo lo que diga sobre este museo, casa museo de hecho, tal vez tendríamos que tomarlo “con pinzas”. Sea verdad todo o tan solo una parte, para poder disfrutarlo a fondo, desde buen principio decidí tomármelo como que era verdad, y como tal es como os lo pienso explicar.

casaNinja04Hace tiempo ya os hablé de Iga-Ueno, la ciudad ninja, en la que en cada rincón puedes encontrar alguna cosa relacionada con ellos. Evidentemente, el punto neurálgico de toda esta inmersión en el mundo Ninja es la casa museo de los Ninja que es su principal atracción. El recinto está dividido en diversas áreas: una casa Ninja, un museo sobre el tema con una disposición mucho más convencional museísticamente hablando, y un escenario para las demostraciones. Hoy nos concentraremos en la casa Ninja, que es lo primero que visitas cuando haces el recorrido completo.

La parte de la casa, que se supone es una casa como las que tenían los Ninja en sus bases, y que se ha conservado desde esa época, se presenta en forma de visita guiada, aunque constantemente están iniciándose nuevos grupos, así que seguramente no habréis de esperar demasiado. De hecho, incluso si llegáis justos, os podréis añadir a una que haya empezado poco antes. Esta visita es guiada por unas “kunoichi” (mujeres ninja) vestidas de color rosa… si no me he equivocado al escribir, van con ropa de color rosa, para que se las vea bien incluso en la oscuridad. Podríais pensar que la visita tiene el grave inconveniente de que tan solo se dan las explicaciones en japonés, básicamente supongo porque la inmensa mayoría de visitantes lo son (nosotros éramos los únicos extranjeros que vi en todo el día). Pero la verdad, las explicaciones son suficientemente explícitas, y además hay unos carteles escritos en inglés que resumen la explicación.

¿Qué se pueden ver en la casa? Pues vigas que realmente son escaleras para subir a un compartimento secreto en el techo, paneles que se abren a pasadizos secretos, puertas que parecen imposibles de abrir si nos e sabe el truco, maderas sueltas para esconder objetos pero que parecen bien fijas si no aplicas presión en un punto concreto, etc. No se trata de una visita demasiado larga, unos 30’ aproximadamente, al final de la cual puedes acabar de ver con más o menos tranquilidad la casa (pero no “jugar” con los truquitos Ninja), que por otra parte es como una casa antigua de pueblo normal y corriente.

casaNinja01

casaNinja02

casaNinja03

casaNinja05

casaNinja06

¿Vale la pena? La verdad, si no eren un gran amante del tema, y especialmente si has de hacer un largo desplazamiento para llegar pues no está en medio de las rutas turísticas habituales, creo que no es uno de esos sitios que visitarías en un primer viaje a Japón (y posiblemente tampoco en una segunda o tercera visita).

casaNinja07Información importante:

  • Lugar: Iga-Ueno (Pref. Mie)
  • Coste: la entrada al museo cuesta 700¥. El espectáculo tiene un coste adicional de 200¥, y lanzar cinco shuriken al final de este último tiene un coste adicional de 200¥.
  • Cómo llegar: desde la estación JR de Nagoya, se debe tomar la JR Kansai Line hasta Kameyama (Mie) y allí hacer transbordo hasta IgaUeno, donde has de hacer transbordo a la línea Kintetsu de Iga, hasta la estación Uenoshi. El trayecto dura un poco más de 2h, más el tiempo de los transbordos, pero es la más económica si tienes el JR Pass, y la que menos transbordos te obliga a hacer. El tren de la Kintestsu sale de la misma estación a la que llega el tren de JR, donde acaba la línea Kintetsu. Desde Osaka se debe tomar la línea JR Yamatoji, hacer transbordo en Nara y bajar del tren en Kamo (Kyoto), donde se debe hacer transbordo a la línea JR Kansai hasta IgaUeno, para finalmente coger el tren de la Kintetsu como en el caso de llegar desde Nagoya.

O-Ise-San, el templo más sagrado

Existen diversas versiones de las leyendas sobre el origen de Japón, pero todas ellas de alguna forma están relacionadas con Amaterasu Ômikami, la diosa considerada el kami (divinidad) principal, y según algunas leyendas la ancestro más antigua de la familia imperial japonesa. Y O-Ise-San, el sitio del que os hablaré hoy podríamos decir que es su morada en la tierra.

O-Ise-San es como se conoce popularmente a Ise Jingû, o simplemente Jingû (Ise es la prefectura en la que se encuentra situado este templo shintoista), y está formado por dos grandes templos (Naikû y Gekû), catorce templos auxiliares (bekkû) y más de un centenar de templos menores. De los dos templos principales, uno (Naikû o Kôtaijingû) está dedicado a Amaterasu Ômikami, y el otro (Gekû o Toyoukedaijingû) está dedicado a Toyouke Ômikami, el dios del hogar, la ropa y la comida, pero ambos santuarios tienen una disposición básicamente idéntica (cosa que no me sirvió de consuelo cuando por falta de tiempo tan solo pude visitar uno de los dos –por eso las fotografías que ilustran esta entrada son exclusivamente del entorno de Gekû).

Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: