Archive for the ‘Pref. Ōsaka (大阪府)’ Category

Cómo moverse por Ōsaka

Ōsaka es una de las ciudades más grandes del país, y como tal posee una extensa red de transporte que, como sucede en Tōkyō, es posible que al principio nos confunda, pero si visitamos la ciudad únicamente como turistas, no hace falta que nos compliquemos demasiado, tal como veremos a lo largo de este artículo.

La movilidad por Ōsaka está servida por una red de metro compuesta por ocho líneas urbanas más un tranvía (New Tram Line), pero también podemos utilizar numerosas líneas de autobús, y los ferrocarriles de seis compañías distintas, aunque estos sirven más para acceder a otras zonas de Kansai desde Ōsaka.

Teniendo en cuenta la densidad del tráfico rodado en la ciudad, y que casi toda la información relativa a los autobuses se encuentra únicamente en japonés, la verdad es que, tal vez a excepción de algún caso muy concreto, yo no recomendaría en ningún caso utilizar el autobús para visitar la ciudad.

Por lo que respecta a las líneas ferroviarias, en Ōsaka podemos utilizar JR West, que sin duda utilizaremos para viajar por Kansai, pero además tiene una línea circular, similar a la línea Yamanote de Tōkyō, que rodea el centro de la ciudad. Otras compañías son : Hanshin, para viajar a Kobe; Hankyu para viajar entre Ōsaka, Kobe y Kyōto; Keihan para ir hasta el centro de Kyōto; Kintetsu para viajar entre Ōsaka, Nara, Kyōto, Nagoya, Ise y Yoshino; y Nankai, para viajar al aeropuerto de Kansai, Koyasan y Wakayama. Y aunque todas las líneas tienen diversas estaciones dentro de la ciudad, no son demasiado prácticas para viajar entre los sitios turísticos de la ciudad.

MouresOsaka01

Las líneas de metro, por el contrario, comunican perfecta, rápida y cómodamente los principales puntos de interés y las estaciones ferroviarias a las que probablemente llegaremos si visitamos la ciudad pero no nos quedamos a dormir en ella (probablemente estaremos alojados en Kyōto). Las líneas que probablemente utilizaréis más frecuentemente serán Midosuji, Chūo y tal vez incluso la línea Tanimachi.

El otro elemento importante a tener en cuenta son las diversas posibilidades para que viajar nos salga más a cuenta. Los principales atractivos de la ciudad están bastante separados entre ellos, motivo por lo que es muy probable que utilicéis muchas veces al día el metro, sobre todo si tan solo dedicáis un día a visitar la ciudad. En este caso un abono no solo es práctico por aquello de no tener que preocuparse de comprar un nuevo billete cada vez, sino también por el ahorro que podemos acabar consiguiendo.

Algunos de los numerosos abonos o tarjetas que se utilizan están pensadas para la gente que vive en la ciudad, y no las trataremos aquí, y los abonos relacionado-s con las compañías ferroviarias, como seguramente no las utilizaréis, también las obviaremos, aunque la mayor parte de las que os mencionaré a continuación también pueden utilizarse en otros transportes además del metro.

MouresOsaka03El Ōsaka Unlimited Pass permite hacer cualquier número de viajes en metro, autobús, y ferrocarriles dentro de la ciudad. Este pase cuesta 2.000 yenes e incluye entradas gratuitas y descuentos a diversos lugares de la ciudad.

El Ōsaka One-day Pass es muy similar al anterior, aunque sirve para menos transportes. Esta tarjeta no se activa hasta que se utiliza por primera vez, cosa que nos permite adquirirla con antelación. Cuesta 800 yenes, pero los viernes y el día 20 de cada mes (el 21 si el 20 es domingo) se convierte en No-my-car-Day Pass, con un coste reducido de 600 yenes. Un motivo de peso para visitar la ciudad uno de estos días.

El Kansai Thru Pass sirve para casi todos los transportes de la zona, y además nos proporciona descuentos en muchos templos, santuarios, museos, onsens y otras atracciones turísticas. Este es un pase que, al igual que el JR Pass, tan solo está disponible para turistas extranjeros, y debe comprarse por anticipado. Es un pase que podemos adquirir para dos o tres días (cuestan 3.800 y 5.000 yenes respectivamente).

MouresOsaka02

Entre las tarjetas pre pagadas querría destacar la Multiple Ride Card que podría ser adecuada, especialmente si estaremos más de un día en Ōsaka. Puede utilizarse para viajar en metro, autobús y en el New Tram. Es como si estuviéramos comprando los billetes cada vez, con la ventaja que no hace falta adquirirlos cada vez, pero con un descuento del 10% ya que su precio es de 3.000 yenes, pero permite gastar hasta 3.300 yenes en viajes.

En resumen, para visitar Ōsaka lo más recomendable es viajar en metro, adquiriendo los pases que mejor se adapten a la ruta por la ciudad (y alrededores) que tengamos pensado seguir.

Anuncios

Castillos japoneses (日本の城)

Una de las estampas más características para el turista que visita Japón es sin duda los castillos, herencia de una época a la que tantas y tantas películas de samuráis nos han transportado, y que a muchos nos gusta revivir en vivo y en directo siempre que sea posible.

Bansho

En Japón hay centenares de castillos, pero desgraciadamente, la mayor parte no son más que cuatro piedras que tan solo sabes que son las ruinas de un castillo por que te lo dicen, no por que llegues a ver ninguna estructura que sea reconocible. Si lo pensáis con calma, teniendo en cuenta las guerras, las fuerzas de la naturaleza (terremotos e incendios, básicamente) y las técnicas de construcción más utilizadas, posiblemente acabemos sorprendiéndonos de que todavía queden tantos.

En cualquier caso, tengo localizados aproximadamente unos cincuenta castillos que se pueden identificar fácilmente como tales (aunque en muchos casos solo queda la torre principal), muchos de ellos considerados tesoros nacionales. En este blog ya he hablado de la mayoría de los que he tenido la suerte de visitar, que no representan ni la mitad de los que tengo localizados. Como he dicho en estas ocasiones, muchos de los castillos que siguen en pie son reconstrucciones parciales realizadas en tiempos modernos, y en muchas ocasiones utilizando técnicas modernas de construcción, lo que hace que tan solo tengamos la engañosa sensación de estas viendo un castillo original, a pesar de estar hecho de hormigón.

rutaHimeji01

Matsumotojo02

Osakajo05

Dentro de la campaña “12 meses, 12 temas”, tengo la intención de dedicar el mes de Julio a los castillos, hablando de aquellos que todavía no han encontrado su lugar en este blog, como el castillo de Kanazawa o el de Nagoya. Si revisáis los artículos anteriores sobre castillos publicados en este blog, o seguís leyéndome a lo largo de este mes, la lista completa de castillos que encontraréis es:

Evidentemente, no es una revisión exhaustiva de todos los castillos que se pueden visitar en Japón, ni tan solo de los más representativos o conocidos (faltan algunas joyas como el de Kumamoto, por poner solo un ejemplo), pero si todos los que he conseguido visitar hasta ahora, que es la premisa con la que estoy escribiendo este blog desde sus inicios: “hablar solo de lo que tengo una experiencia de primera mano”.

Shitennoji (四天王寺)

En uno de los centros de la ciudad de Ôsaka, en la zona denominada Tennoji, muy cerca de Shisenkai, pueden encontrarse bastantes sitios interesantes de ver, tal vez para pasar unas horas mientras esperáis que oscurezca para disfrutar adecuadamente de la zona de Shisenkai. Así, podemos encontrar un parque zoológico, unos jardines interesantes y el templo Shitennoji del que os voy a hablar hoy.

Fundado el año 593, es el temple budista fundado por un gobernante más antiguo de Japón. Lo fundó el Príncipe Shotoku, y fue dedicado a los Cuatro Reyes Guardianes, o shitenno. Como es habitual en los templos japoneses, a lo largo de la historia diversos edificios y estructuras han sido destruidos por los incendios, las guerras y otros desastres, pero siempre se ha reconstruido, la última ocasión en 1963. De todas las construcciones que forman el complejo, el torii de piedra (ishinotorii) que es original del periodo Kamakura, y el rokujido (delante de la piscina de tortugas) y el ganzan daishido, de principios del periodo Edo, han logrado evitar las calamidades hasta la actualidad y han sido calificados como Importantes Bienes Culturales.

El recinto es muy popular, y a lo largo del año se celebran diversos mercadillos y eventos religiosos como la conmemoración de la muerte del Príncipe Shotoku, que han sido calificados como Importantes Bienes Intangibles Populares por el gobierno japonés.

Por otro lado, en el templo se han atesorado diversos objetos de gran relevancia artística o histórica a lo largo de sus 1400 años de historia, como las legendarias espadas empuñadas por el Príncipe Shotoku (Heishishorinken y Shichiseiken) y numerosos ejemplos de arte budista de diversos periodos de la historia japonesa. Algunos de ellos se pueden ver expuestos en las zonas de pago de la visita.

De las diversas edificaciones que forman el complejo del templo podríamos destacar los siguientes:

Ishinotorii, un arco de piedra ordenado construir por el monje Ninsho y situado en la entrada occidental del templo. Desde tiempos antiguos se ha creído que esta puerta era la entrada Este al paraíso, motivo por el que durante más de mil años se ha celebrado el nissokan, una solemne ceremonia en la que la gente ora a la caída del sol en el punto medio entre los equinoccios de primavera y otoño.

– Garan es como se denomina el recinto interior. Este recinto es un claro ejemplo del diseño de los antiguos templos de Japón. SU estructura alinea la puerta interior, la pagoda de cinco pisos, el salón principal (kondo) y la sala de lectura y reunión (kodo), siguiendo la línea Norte Sur, y todo ello rodeado por un muro que lo rodea totalmente. Estas estructuras han sido destruidas una y otra vez y siempre se han reconstruido, hasta la última durante la segunda guerra mundial, que motivó su última reconstrucción en 1963.

Kondo es el templo principal de todo el complejo y en su interior se encuentra la estatua del Príncipe Shotoku en su encarnación como Guze Kannon (Buda del Perdón Infinito), rodeado por los Cuatro Reyes Guardianes.

Rokujido, situado delante de un estanque con tortugas, contiene la estatua del Buda de la Curación, y se dice que fue creado por el fundador de la secta Tendai del budismo, ya que el edificio tiene un diseño idéntico al Kompon Chudo, de la misma secta, en el Mt.Hiei.

Honbo Teien es un jardín basado en el concepto de Jardín del Paraíso y contiene plantas que florecen en las diversas estaciones del año, desde los cerezos hasta flores de loto.

En su conjunto es un sitio interesante para visitar, especialmente si hay mercadillo o algún festival, pero la visita de los sitios en que has de pagar entrada (garan, honbo teien y la casa del tesoro) tan solo los recomendaría en circunstancias especiales, si disponéis de bastante tiempo, o si tenéis algún interés particular en ver alguna cosa. No es que no sean interesantes, pero Ôsaka en general, y la zona de Tennoji en particular, es muy grande y contiene muchas cosas interesantes como para dedicarle mucho tiempo a cada una si no se tiene un interés especial, y aún menos si como en este caso es posible ver buena parte del complejo sin pagar ni un Yen.

Información importante:

  • Lugar: Tennojiku (Ôsaka – Pref.Ôsaka)
  • Coste: 300-700円 (tres entradas individuales de 300+300+200円 o una entrada combinada de 700円).
  • Cómo llegar: en metro en les estaciones Tennoji (líneas Tanimachi o Sennichimae) o Shitennojimae Yuhigaoka (línea Tanimachi). En ferrocarril en la estación Tennoji (JR, línea circular) o Abenobashi (Kintetsu).

Shinsekai (新世界)

Foto: scan folleto turístico

Ôsaka, la segunda ciudad del país, tiene un gran inconveniente turísticamente hablando, y es que todos los sitios interesantes de visitar están a bastante distancia unos de otros, así que puedes pasarte mucho tiempo viajando en metro o ferrocarril para ir de uno a otro, especialmente si únicamente estás visitando la ciudad, pero no haces noche en ella. La primera vez que visité Ôsaka fue de esta forma. Un intenso día de visitas porque por la noche había de regresar a Kyoto, donde estaba el ryokan… y la verdad es que a pesar de ver muchas cosas, me dejé aún más por ver. Es por eso que en el siguiente viaje decidí alojarme unos días en Ôsaka y ver la ciudad con más calma, especialmente los sitios que no había podido ver o que no lo había podido hacer con suficiente tranquilidad.

Pero si eres de las personas a las que les gusta descubrir una ciudad caminando sin prisas por sus calles, hay una zona de Ôsaka que posee todos los alicientes para ser visitada, el barrio de Shinsekai (que significa “nuevo mundo”). La zona, situada prácticamente en el límite inferior de la mayor parte de mapas turísticos de la ciudad, hace años no tenía demasiada buena fama, pero últimamente se ha convertido en un sitio atractivo para los turistas.

Sigue leyendo

Dôtonbori (道頓掘)

La gente de Ôsaka, la segunda ciudad de Japón, y de la región de Kansai en general, tienen un carácter bastante distinto de la gente de Tôkyo (reconocido por los propios japoneses). No sabría decir exactamente en que se diferencian, pero básicamente son más abiertos. Y uno de los sitios en que es más probable que puedas ver cómo se divierten es en la zona de Dôtonbori, en uno de los “centros” más importantes de la ciudad.

Dôtonbori es una zona muy estrecha y alargada (básicamente ocupa una calle y sus alrededores), muy cerca del canal del mismo nombre, canal que se empezó a construir en 1612 a manos de Dôton Yasui. Hacia 1621, el nuevo shogunato Tokugawa decidió urbanizar la zona, y en menos de 50 años en los alrededores se podían encontrar seis teatros de kabuki y cinco de bunraku (marionetas), así como el teatro de marionetas mecánicas Takeda Karakuri, todo ello acompañado de los locales de servicios adicionales correspondientes. Actualmente tan solo queda un teatro de bunraku en uno de los extremos, pero se pueden encontrar infinidad de tiendas, restaurantes, lugares de ocio de todo tipo (karaokes, pachinkos, etc.)… y gente, mucha gente. Posiblemente tan solo si lo recorres a primera hora de la mañana es posible que encuentres las calles casi desiertas.

Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: