Archive for the ‘Shinjuku (新宿区)’ Category

Mercado de Japón en el edificio del Gobierno Metropolitano de Tōkyō

El edificio del Gobierno Metropolitano de Tōkyō es un edificio muy conocido, visible desde casi cualquier punto de la ciudad. Situado entre los rascacielos de Shinjuku, es un atractivo por si mismo, pero de su interior todo el mundo destaca el mirador, que si bien no es el más alto de la ciudad, tiene la ventaja de ser gratuito. Pero ahora, y por un tiempo limitado (solo hasta el 31 de mayo), tendrá un atractivo añadido situado precisamente en este mirador.

Y es que entre las 9:30 y 17:30, excepte algunos días (14 de mayo abierto de 12:00 a 17:30, y estará cerrado el 21 Abril y 7, 13, 16, y 19 de mayo), podremos encontrar un pequeño mercado representativo de las 47 prefecturas de Japón con el objetivo de que los turistas puedan conocer más de otras partes del país. La zona está atendida por personal que habla inglés, chino y coreano, y dispone de ordenadores en los que se explican los productos en diversos idiomas.

Entre las 400 especialidades locales que se muestran y que se pueden adquirir, encontramos desde pasteles de manzana el estilo alemán de la Prefectura de Aomori, pasteles de arroz rellenos de crema de la Prefectura de Gumna, o galletas de arroz de la Prefectura de Shizuoka, hasta objetos de brocado del mercado de Nishijin (Kyōto) o manualidades tradicionales de Tōkyō o productos de alimentación procedentes del distrito de Tama o de las islas de Tōkyō.

El edificio más destruido en la ficción

Tôkyô podríamos considerar que es una ciudad de ciudades y territorios, una conurbación muy especial y única en Japón, que en su conjunto está gobernada por un ente mucho más especial que la prefectura (el equivalente a las provincias españolas), en parte por su complejo sistema, y seguramente también por que algunos de los territorios (como las islas Ogasawara) están situadas a 1000km de la ciudad.

GovernMetropolita03

Todo el aparato administrativo que gobierna este territorio está centralizado en el edificio del Gobierno Metropolitano, en Shinjuku. Se trata de un rascacielos y diversos edificios anexos, con algunas dependencias que también pueden ser de utilidad para el turista. Así, hay una oficina de información turística, es el punto de inicio de diversos tours turísticos personalizados realizados por voluntarios, y en la planta 45 (a unos 200m de altura) hay un mirador gratuito para ver la ciudad desde las alturas.

Este edificio tiene una forma bastante característica, cosa que facilita su reconocimiento cuando sale en películas o series de anime o de imagen real. Y de hecho, seguramente lo habréis visto en numerosas ocasiones, especialmente en las producciones ambientadas en el futuro, o las de temática post-apocalíptica o de desastres, pues es probablemente el edificio más destruido en la ficción de todos los de Tôkyô (con permiso de la Torre de Tôkyô, que también es una de las grandes damnificadas en la ficción, a pesar de que también es una de las grandes salvadas en medio de la destrucción). No se si inconscientemente los autores tienen un gran deseo de destruir este centro de poder, o si el hecho de tener las sus dos torres características hacen que sea el objetivo más asequible para demostrar la destrucción, pero en cualquier caso, siempre se lleva la peor parte en el cataclismo, sea este del tipo que sea.

A GITS queda sota les aigües.

En GITS queda bajo las aguas.

GovernMetropolita02

Shinjuku Gyoen, el Jardín de las Palabras

kotonowanoniwa01

El Jardín de las Palabras (Kotonoha no Niwa – 言の葉の庭) es una película de anime dirigida por Makoto Shinkai y que se estrenó en Japón en Mayo de 2013. Se trataba de una película muy esperada del director de “5cm por segundo” (Byōsoku Go Senchimētoru) que relata como dos personas, un estudiante y una mujer joven que no hace más que beber cerveza, se encuentran casualmente en un parque un día de lluvia, y siguen encontrándose en el mismo sitio otros muchos días lluviosos de la temporada denominada tsuyu.

No es mi intención desvelar la trama de la película por si todavía no habéis tenido la satisfacción de ver otra gran obra de este director. No es demasiado larga, tan solo dura 46 minutos, pero hay un protagonista especial que es el que hoy quiero destacar: el jardín en el que se encuentran, que está situado en el barrio con más movimiento de personas de la súper poblada Tôkyô. Este jardín es el Shinjuku Gyoen, situado a muy poca distancia de la famosa estación JR de Shinjuku.

El lugar es muy recomendable para visitar, pero si queréis revivir algunas de las escenas del film no podéis dejar de recorrer los caminos del jardín tradicional japonés, sobre todo si el día es lluvioso (aunque el jardín es mucho más bonito si vais un día soleado).

Imagen de GoogleEarth del Jardín Japonés de Shinjuku Gyoen

Imagen de GoogleEarth del Jardín Japonés de Shinjuku Gyoen

Imagen de la película del Jardín Japonés de Shinjuku Gyoen

Imagen de la película del Jardín Japonés de Shinjuku Gyoen

Templo Hanazono (花園神社)

Shinjuku es uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad de Tōkyō. Los rascacielos, el mirador del gobierno metropolitano, la estación más concurrida del mundo, la zona de diversión de Kabuki-cho, o la zona de Golden Gai, cada día son visitadas por mucha gente, tanto japoneses como turistas de todas las nacionalidades. La mayoría de los visitantes darán una vuelta por los sitios antes mencionados, se admirarán por los neones, la cantidad de gente, tal vez esperarán a alguien delante de la pantalla gigante de Studio Alta, etc. Pero si alejan un poco, no demasiado, apenas unos centenares de metros, tendrán la posibilidad de ver un pequeño templo rodeado por todos lados por los altos edificios de la zona. Este templo se llama Hanazonojinja, y es un santuario que dicen favorece la prosperidad en los negocios, así que no es extraño que se encuentre en esta zona.

Hanazono es un santuario sintoísta que es fácil que pase desapercibido, pues como he dicho está rodeado de edificios altos, y solo se ve un torii en lo que parece un callejón entre dos edificios como entrada. No tiene ningún elemento realmente espectacular que lo haga destacar de tantos otros templos como este, pero comparado con el ruido de la calle, es como un oasis de paz en medio de uno de los barrios más frenéticos de la ciudad.

hanazono03

hanazono02

Si además lo puedes visitar en domingo, se monta un mercadillo denominado Aozora-kotto-ichi, en el que puedes encontrar porcelanas, libros viejos, ropa de segunda mano… Y en noviembre se celebra el Tori-no-ichi, un festival muy popular. Es un festival dedicado a la prosperidad en los negocios, y en el templo se venden unas efigies ricamente decoradas sobre unas “raquetas” de bambú que osn símbolo de buena suerte.

Los orígenes del templo parece que se remontan a principios de la Era Edo, cuando era uno de los templos guardianes de la ciudad, pero no es hasta 1803 que aparece el nombre de Hanazono, que era el nombre con el que era popularmente conocido. Relacionado en cierta forma con el Templo Fushimi-Inari, su nombre oficial durante mucho tiempo ha sido Templo Inari, pero al forma popular de denominarlo acabó triunfando, y a principios de la Era Taisho cambió definitivamente su nombre a Hanazono Inari Jinja, reforzando su nombre popular de “jardín de flores” (Hanazono).

Información importante:

  • Lugar: Templo Hanazono (Shinjuku-ku – Tōkyō).
  • Entrada: gratuita.
  • Cómo llegar: desde la estación de metro Shinjuku san-chome, se debe caminar unos 3’; desde la salida Este de la estación de Shinjuku (JR, línea Keio, línea Odaikyu, Línea Seibu y metro) son unos 7’.

hanazono04

hanazono01

Shinjuku gyoen (新宿御苑)

Si alguien que ha visitado Tôkyô te dice que ha estado en Shinjuku, cosa que prácticamente nadie deja de hacer, probablemente se referirá a que ha estado en la zona de los rascacielos, probablemente que ha subido al mirador del gobierno metropolitano, y que se ha paseado por la zona de ocio de Golden Gai, Kabukicho y alrededores. Si le han dedicado un poco más de tiempo es posible que hayan paseado por la denominada Southern Terrace, pero seguro que muy pocos se habrán desviado un poco más hacia el Este para visitar los jardines imperiales Shinjuku Gyoen, un parque que es recomendable visitar no una vez, si no como mínimo una en cada estación del año.

Los orígenes de estos jardines se remontan a inicios del período Edo, cuando las tierras que ocupan fueron entregadas a Naito Kiyonari, un vasallo de Tokugawa Ieyasu. Durante la Era Meiji el gobierno recuperó estas tierras para establecer el Centro Experimental Shinjuku Naito para estudiar técnicas agropecuarias occidentales, probar nuevas técnicas para cultivar frutas y verduras, para criar gusanos de seda y para cuidar animales en granjas. Posteriormente el área fue durante un breve período de tiempo el Jardín Botánico Shinjukui, hasta que en 1906 se transformó en el jardín imperial, que se abrió finalmente al público como lo que es actualmente en 1949.

ShinjukuGyoen01

El diseño del parque lo realizó Henri Martine, un horticultor francés, reflejando las ideas de Hayato Fukuba, que fue un científico agrícola durante los períodos Meiji y Taisho. El jardín se concibió como un ejemplo representativo de los jardines occidentales modernos del príodo en que se concibió (Era Meiji), y por eso podemos encontrar tres áreas con estilos característicos de jardín:

ShinjukuGyoen03

Jardín escénico inglés: una gran extensión de césped, con algunos ejemplares de zelkova, tulipaneros y otros árboles de grandes dimensiones que crean una zona amplia y despejada dentro del jardín.

Jardín formal francés: una parte que desborda simétrica belleza con un lecho central de rosas y filas de sicomoros a los lados.

Jardín tradicional japonés: un pequeño riachuelo se abre paso por un jardín con un trazado recurrente, adornado con pequeños edificios tradicionales como casas de té o el denominado Pabellón Taiwanés.

Yo no he tenido la suerte de poder visitarlo en el momento de máximo esplendor de cada estación del año, pero el Shinjuku Gyoen es un magnífico lugar para visitar en cualquier época del año. En primavera no solo florecen los cerezos, de los que hay 75 variantes con un total de 1500 árboles, si no muchos otros tipos de plantas, como un árbol de magnolias que se dice es del período Edo, y que es uno de los 10 árboles más espléndidos del parque. En verano todo se tiñe de verde y el parque se rejuvenece totalmente, y las rosas del jardín francés muestran su mejor aspecto, al igual que los lirios. El otoño es el momento de ver como cambian de color las hojas de los tulipaneros, los sicomoros, los arces, y a principios de noviembre tiene lugar una muestra de crisantemos. Finalmente, en invierno, cuando los árboles se quedan sin hojas, es el mejor momento para observar los pájaros o las pocas plantas que florecen incluso en esta época, como los narcisos.

ShinjukuGyoen02

ShinjukuGyoen04

Como podéis observar, todo el año hay cosas magníficas para ver y fotografiar. No es extraño pues encontraros con japoneses que, cámara y escalera en mano, se pasan horas tratando de hacer la mejor fotografía posible. Y aunque hace falta pagar para entrar, el coste es tan ridículo si lo comparamos con los precios habituales para entrar en cualquier parte, que casi ni os daréis cuenta.

Pero en el parque no solo pueden verse los jardines. También hay plantas más raras en el invernadero, y otros edificios interesantes. El Pabellón Taiwanés (Kyu-goryo-tei) se construyó en 1928 para conmemorar la boda del Emperador Showa (Hiroito) y es un magnífico ejemplo del estilo arquitectónico de Minnan (en el Sur de China, en la provincia de Fujan), motivo por el que fue catalogado como Edificio Histórico de Tôkyô en 2004. otros edificios son la casa de té Rakuu-tei, donde puedes tomar una taza de té mientras disfrutas del ambiente; la antigua casa de reposo imperial (Kyu-gokyu-sho), construida para la familia imperial en 1896, y posteriormente utilizada como club social; o los diversos edificios de servicios, en los que suele haber exposiciones relacionadas con el entorno natural y su conservación.

ShinjukuGyoen05

Información importante:

  • Lugar: Shinjuku gyoen (Shinjuku-ku – Tôkyô).
  • Entrada: 200円.
  • Cómo llegar: para entrar por el Sur del parque, debéis bajar en la estación Sendagaya de la línea JR Sobu, o la estación Kokuritsu-kyogijo de la línea Toei Oedo (y caminar unos 5’). Para entrar por el Norte del parque debéis bajar en la estación Shinjuku-gyoenmae de la línea Marunouchi (apenas debe caminarse 1’), o bien en la estación Shinjuku-sanchodome de las líneas Marunouchi o Toei Shinjuku (y caminar unos 5’).
A %d blogueros les gusta esto: