Archive for the ‘Opinión’ Category

¿Cuántos días se necesitan para visitar Japón?

Esta es una pregunta recurrente cuando alguien quiere viajar a Japón pero no conoce demasiado el país, tan solo sabe que está de moda y que lo quieren visitar. Incluso gente con mucho más conocimiento de la zona a veces me lo pregunta, en este caso por temor a no ir suficientes días y perderse cosas importantes.

Mi respuesta es invariablemente “tantos como puedas permitirte”. Bien, como máximo 90 días, que es cuanto puedes estarte en el país como turista. Pero bromas aparte, por muchos días que le dediques, siempre te sabrá a poco, siempre te dejarás alguna cosa importante, siempre deberás tomar decisiones difíciles y, sobre todo, siempre te quedarás con un fuerte deseo de volver para hacer todo aquello que no has podido en este viaje.

diesVisitaJapo02

No es que nada de esto sea realmente determinante para decidir dedicarle más o menos días a este viaje. En mi experiencia personal, a pesar de haber estado varias veces, con estancias de entre 10 días la más breve y 1 mes la más larga, no podría decir que un viaje a sido mejor que otro simplemente por su duración. Cierto, si tienes menos días lo ves todo con más intensidad y tal vez menos detalle, mientras que si tienes más tiempo, no solo ves más cosas si no que también te lo tomas con otro ritmo y saboreas mejor los pequeños detalles.

Otro factor a tener en cuenta es el tipo de viaje que quieres hacer. Alguna vez ya he comentado diversas “motivaciones” o temáticas de viaje, y estas podrían determinar de forma directa los días (o las fechas específicas) que has de estar en el país.

diesVisitaJapo01

Ahora mismo, desgraciadamente, veo demasiado lejano un próximo viaje a Japón, pero la ilusión es lo último que se pierde, y por eso de vez en cuando sigo planificando posibles rutas, visitas a sitios específicos y “temas” a seguir. No sé si alguna vez los podré poner en práctica o si al finalmente viajar podré encajar las diversas piezas del puzle en un viaje posible, pero pienso seguir haciéndolo y, por si a alguno de vosotros, que seguís leyendo mis cavilaciones, os puede ser útil, tengo la intención de ir publicándolas en futuros artículos del blog. Se salen un poco de mi objetivo original de hablar tan solo de mis experiencias personales, pero como espero conseguir que se acaben convirtiendo en experiencias personales, tampoco creo que me aleje demasiado del concepto original.

Y vaya por delante mi deseo que todos los que podáis viajar, tengáis una magnífica estancia en Japón, sea cual sea la duración del viaje.

Seis años Descubriendo Japón

Tal día como hoy de hace seis años aparecía en la red una nueva página sobre Japón. En aquella época ya empezaba a estar de moda todo lo relacionado con el país nipón, pero no con la fuerza actual. Había un gran interés por algunos elementos de su cultura como el manga y el anime, algunos tipos de comida como el sushi, o las películas y los libros de algunos directores y autores que habían conseguido hacerse un sitio en lo que generalmente se denomina “mainstream”, pero había una (todavía) minoría que queríamos ir más allá. Y este es uno de los motivos que me empujaron a crear esta página. Para algunos no será más que “otra página sobre Japón”, pero he tratado de hacer alguna cosa distinta mientras difundía aspectos tan diversos del país y su cultura como un tren turístico y un concurso de cosplay, o la receta de una tapa japonesa y la última película de samuráis. Si he conseguido o no hacer “alguna cosa distinta” sois vosotros los que debéis juzgarlo, aunque el flujo constante de visitas parece indicar que la respuesta es sí.

A lo largo de estos seis años se han producido diversas fluctuaciones tanto en los contenidos como en la frecuencia de las actualizaciones, pero últimamente me he centrado bastante más en las redes sociales que en la propia web, informando de diversos temas tan solo a través de estos medios. Es por eso que si todavía no seguís la web de Descubrir Japón o el blog Viajes por Japón a través de las redes sociales, os animo a hacerlo rápidamente para estar informados en todo momento de lo que está pasando. Los miles de seguidores que tenemos actualmente nos empujan a seguir haciendo un trabajo de calidad y constante a través de estos medios.

Hasta ahora nos podíais encontrar en Twitter, Facebook, YouTube, Google+ y Flicker, pero para celebrar este sexto aniversario, desde hace unos días nos podéis seguir también a través de Instagram.

Y ya para acabar, para conmemorar estos seis años, y gracias a la colaboración con Sherlock Films, queremos invitaros al cine, a ver la película “Maravillosa familia de Tokio“.

SorteigEntrades

Feliz año del Gallo de Fuego

Ya hemos dejado atrás el año del Mono, y hemos entrado en el año del Gallo de Fuego, un signo muy dinámico, pero que no admite la improvisación, así que, para ser fiel al espíritu del año, los buenos propósitos para este año que comienza en relación al blog Viajes por Japón y la web de Descubrir Japón, son básicamente ser más constante en la elaboración de material, e iros presentándooslo de forma mucho más estructurada, por lo que recuperaré eso de “si hoy es lunes, toca hablar de XXX” que ya utilicé durante un tiempo con algunos apartados, pero esta vez cada día de la semana corresponderá a uno de los grandes bloques de la web o al blog. Esto no quiere decir que pretenda escribir cada día un artículo (aunque me gustaría), si no que si estáis especialmente interesados en un aspecto determinado de Japón y su cultura, habrá un día que habréis de estar especialmente atentos para saber si hay alguna novedad en relación al tema.

Recordad que todo el material que publicamos se ve reflejado en nuestros social media (Facebook, Twitter y Google+), así que si todavía no nos seguís, es un buen momento para hacerlo y así no perderos nada. También tengo el proyecto de, coincidiendo con el aniversario de la web o el blog, empezar una Newsletter para resumiros lo más interesante de lo que se ha hablado en la web y el blog, así como otros temas que quizás no tengan cabida en ellos.

Pero todo esto lo podréis ir descubriendo a medida que pase el año. De momento, en este, el primer escrito del año, lo más importante es desearos que este año del Gallo de Fuego sea mucho mejor que el anterior, y que juntos podamos compartir más que nunca nuestra pasión por el país del sol naciente.

明けましておめでとうございます!

nengajo2017

¿Tan difícil es entender las indicaciones japonesas?

Allá por 2004, el metro de Tōkyō sufrió una total renovación en su orientación para hacerla más “amigable” para los turistas, que se esperaba aumentaran considerablemente ante una serie de eventos internacionales que se avecinaban. Ahora, con la llegada del 2020 probablemente será todo el país el que sufra una profunda transformación en algunos elementos característicos para hacer más “amigables” con los turistas la iconografía de los mapas. ¡Ni las señales de tránsito se salvarán! Pero, ¿de verdad es necesario?

Cuando viajé por primera vez a Japón, en 2001, el metro de Tōkyō fue un problema por sus dimensiones. No estaba acostumbrado a tener que decidir entre cual de las +10 salidas debía elegir. No estaba acostumbrado a los retorcidos transbordos, capaces de desorientar a cualquiera. Pero si una cosa no me pasó nunca, es que me equivocara de estación por no saber qué ponía en las indicaciones, pues en todas las estaciones había placas con su denominación en romanji (la forma de escritura con caracteres occidentales). Unos años más tarde, en 2006, pude comprobar el profundo cambio que habían realizado para ayudar a los extranjeros: poner una letra y un número a cada estación para que así supiesen donde ir y en qué dirección (aumentando o disminuyendo los números… o sea, un sistema para tontos). No sé si alguien se sintió aliviado por este nuevo sistema, pero puedo asegurar que yo no lo he utilizado nunca, pues el anterior era más que bueno.

Ahora se acercan los JJOO Tōkyō 2020 y se está estudiando si cambiar dos elementos muy “japoneses” para que los extranjeros entiendan mejor las indicaciones: las señales de tránsito para indicar “Stop”, y los pictogramas para indicar los puntos más destacados de un mapa.

Sobre los pictogramas, mi opinión es la misma que sobre el cambio de nomenclatura de las estaciones de metro. Simplemente, no creo que haga falta. Todo mapa que esté bien hecho debe incluir una “clave del mapa” en la que se explique qué significa cada símbolo, así que no importa cómo se indique un lugar. Una polémica asociada, y motivo de debate entre los japoneses, es si deben cambiarse todos los mapas, o tan solo los dirigidos a extranjeros, dejando la simbología clásica en los mapas en japonés.

iconografiaJaponesa03

Entre los cambios sugeridos destaca el de los templos budistas, en el que una vez más se ha mezclado la polémica de su similitud (aunque tan solo un tonto los confundiría) con el símbolo nazi.

Sobre la señal de tránsito de “Stop”, la verdad es que en Japón ha tenido una larga historia de modificaciones. El símbolo al que estamos acostumbrados en occidente se introdujo en Europa como consecuencia de la Convención de Naciones Unidas sobre Señales e Indicaciones de Tránsito de 1968, al igual que pasa en los EEUU, que a pesar de no haber adoptado este tratado, si que lo hizo con la señal octogonal. A Pesar de ello, la convención también permite el uso de una variante consistente en un círculo rojo con un triángulo invertido en el interior (señal que su utiliza en Pakistán).

iconografiaJaponesa02

Por lo que respecta a Japón, se utilizaban unas señales similares a las de la convención desde 1950, siendo sustituidas en 1960 por otras de similares, pero de color rojo, y finalmente en 1963, justo antes de los JJOO Tōkyō 1964, se sustituyeron por los actuales bajo la premisa que se interpretarían más fácilmente. Ahora, ante unos nuevos JJOO se plantean dos opciones: escribir STOP debajo de la palabra actual (“tomare”, que significa para en japonés), o cambiar todas las señales por el modelo occidental. En cualquier caso, deberían cambiarse 1.7 millones de señales de “Stop” que hay por todo el país, con un coste estimado de 25.500 millones de Yenes si se acaban sustituyendo por la señal octogonal. Personalmente creo que es más fácil acostumbrarse a obedecer esta señal tal como está, que conducir por el otro carril, como nos pasaría a nosotros si tuviéramos que conducir por la izquierda como en Inglaterra (y también Japón), y a pesar de ello, se acaba haciendo sin apenas problemas.

iconografiaJaponesa01

¿Se deberían prohibir los palos selfie?

Es cierto que las tecnologías afectan muy profundamente la forma de hacer las cosas y modifican nuestro comportamiento, a pesar que algunos no son más que “modas”, generalmente transitorias, pero con un gran impacto en nuestra vida. Y una de las que más ha modificado nuestros hábitos, no solo en la vida diaria, sino también en actividades más esporádicas, como los viajes durante las vacaciones, es la facilidad con que hacemos fotos con el teléfono móvil. Actualmente parece que no hayas hecho nada, y mucho menos te hayas ido de viaje a algún sitio, si no te has hecho una foro, generalmente mientras realizas alguna mueca o acción estúpida, y la publicas en internet, en el mayor número de redes sociales posible.

Y detrás de la moda de hacerte fotos capaces de ganar un concurso de poses estúpidas, y generalmente calcadas de la que en ese momento esté de “moda”, ha venido, lamentablemente creo que para quedarse, el palo selfie, este sencillo palo extensible que te permite hacerte una foto sin la ayuda de nadie más con más precisión y mayor ángulo de visión que no hace demasiado tiempo (cuando se pusieron de moda las “selfies”).

Pero con cada “avance” tecnológico llegan nuevos problemas, muchas veces pasados por alto hasta que sucede una desgracia, y generalmente causados porque ante un avance tan vertiginoso de las tecnologías y las “modas”, hay muchos aspectos de la vida que no pueden “adaptar” a la nueva situación. Y en cierta forma esto ha pasado con los palos selfie, que en muchos lugares de Japón se ha prohibido su uso.

“¿Qué no se pueden usar palos selfie? ¡Pero si son inofensivos!”, seguramente gritará más de uno. Pero la verdad es que pueden ser unos verdaderos instrumentos del demonio, y potencialmente muy peligrosos. Así, JR West ha ´prohibido su uso en todas las estaciones de su red ferroviaria, ya que, al margen que manejar descuidadamente un palo por unas instalaciones que se construyeron cuando ni tan solo se podía imaginar que una cosa así llegara a existir, hace que sea un riesgo muy grande que el palo entre en contacto con alguno de los numerosos cables que suelen estar suspendidos en el aire de las estaciones. Pero también las actitudes que suelen mostrar los usuarios hace que sean peligrosos, tanto para ellos como para otros pasajeros. Así, mientras una o más personas buscan el mejor ángulo para hacerse una foto conmemorativa del inicio o final de un desplazamiento, es muy probable que inadvertidamente (y en algunos casos simplemente porque no les importa), pueden golpear a otro viajero, pueden estorbar el flujo normal de personas (algo que en Japón en momentos de gran influencia puede suponer un gran peligro e incluso riesgos personales), o incluso caer inadvertida e inconscientemente a la vía.

Foto: The Japan Times

Foto: The Japan Times

Pero también hay otros sitios en los que se han prohibido estos artilugios del diablo, como en numerosos parques de atracciones (como Disney World Chiba, y también en los de otros países del mundo), entre otras causas por que pueden activar algún mecanismo de seguridad. En algunas piscinas y onsen se han prohibido para que no se utilicen para realizar fotografías inadecuadas (muchos tenemos en mente el estereotipo del pervertido japonés que hace fotos de las braguitas de las chicas por debajo de la falda, que si bien no es más que esto, un estereotipo, de haberlos los hay). Y también hay el caso de algunas instalaciones con animales que no se permite utilizarlos para evitar que entren en contacto con los cables electrificados que disuaden a los animales de salir, pero que pueden representar un peligro para la salud de la personas que los toque con este palo. Finalmente, en algunos casos tan solo se recomienda que se tenga mucho cuidado ya que pueden representar un riesgo, como en algunos accesos con escaleras muy empinadas (por ejemplo en algunos castillos japoneses), donde si se lleva extendido mientras se sube o baja, puede llegar a causar algún accidente peligroso.

¿Se deberían pues prohibir de forma más generalizada? Bien, la verdad es que la margen que lo considero un aparato inútil fruto de la mente de algún astuto ser que vio el potencial para estafar a millones de personas, si todos fuéramos más prudentes y lógicos (dos virtudes que cada día creo que menos gente posee de forma innata), no harían falta todas estas medidas. Desgraciadamente, el ser humano es el mejor capacitado pata iniciar acciones potencialmente peligrosas con una alegría y despreocupación realmente alarmante para su propia supervivencia, así que supongo que no hay más remedio que, aquellas personas que se preocupan por la seguridad tomen este tipo de medidas para proteger a la gente, incluso de de sí misma si hace falta.

A %d blogueros les gusta esto: