Archive for the ‘Transportes’ Category

El Metro de Tōkyō aún más fácil

Tōkyō es una de les metrópolis más grandes del mundo, y los desplazamientos en metro son casi una obligación. Pero viajar en el metro presenta diversas complicaciones para el turista, incluso el procedente de ciudades acostumbradas a utilizar este sistema de transporte. De los problemas de viajar con el metro de Tōkyō ya he hablado en otras ocasiones, y seguramente conoceréis mi opinión de que “es complicado, pero tampoco es tan terrible como lo pintan”. De todas formas, parece que con el horizonte de los JJOO Tōkyō2020 el sistema de metro cada vez será más accesible a los turistas (incluso los más obtusos).

Las autoridades acaban de instalar máquinas expendedoras de billetes multilingües (hasta ahora solo estaban en japonés e inglés) en la estación Tochomae, de la línea Oedo, perteneciente a la red de metro de Toei. De momento los idiomas disponibles son inglés, chino y coreano, pero a finales de marzo se añadirán el castellano, el francés y el tailandés.

Pero no solo esto. Si ahora tenías que saber muy bien dónde querías ir y saber leer el mapa de la red de metro, con estas nuevas máquinas expendedoras de billetes, se podrá elegir la estación de destino de cuatro formas distintas, según su nombre, según su número de estación (un sistema a prueba de tontos implantado ya hace algunos años), escogiéndola en un mapa de la ruta, o simplemente por el sitio de interés al que se quiere ir. También se ha aumentado el tamaño de la pantalla para que sea más fácil leer toda la información.

tokyometrotouristfriendly

En breve estas máquinas irán instalándose en otras estaciones (hasta 31), especialmente en estaciones tan turísticas como Roppongi, Asakusa y Otemachi.

La otra compañía de metro, Tōkyō Metro Co., ya empezó a instalar en régimen de pruebas un sistema similar el año pasado, y tiene previsto extenderlo por su red de metro hasya llegar a las 155 máquinas en 69 estaciones, en el año 2018.

Sin duda viajar en metro en Tōkyō perderá un poco de su encanto, del espíritu de “ir a la aventura”, pero será mucho más cómodo y práctico.

Anuncios

Ekiben (駅弁)

Todos hemos oído hablar alguna vez de la palabra bentô, y seguramente lo hemos visto en alguna serie de anime (hay una que se titula precisamente así, y el protagonista absoluto son las cajas bentô) o película japonesa. Incluso habréis podido leer un montón de vivencias propias en blogs dedicados a Japón, pues es un elemento característico de esta cultura. Básicamente un bentô es un contenedor en el interior del cual hay diversos alimentos preparados y listos para comer, de forma que en su conjunto forman una comida completa. El contenedor, como no puede ser de otra forma en el caso de los japoneses, puede ser tan importante como el propio contenido, y por eso puede llegar a tener formas especiales, o estar hecho de algún material poco habitual. Estos bentô se pueden adquirir en numerosos lugares (los más simples en los propios konbinis), o ser preparados con mucho cuidado en casa (tal vez para ir a celebrar el hanami con la familia o los amigos).

ekiben03

Pero en Japón, incluso las cosas más comunes pueden tener un montón de particularidades y especificaciones. Y es así como encontramos los ekiben (駅弁), que en el fondo no son más que bentô vendidos en las estaciones de tren (eki). Hasta aquí podríamos considerar que simplemente nos estamos refiriendo a una especificación del término, pero la verdad es que el mundo del ekiben va mucho más allá. Un ekiben no es solo un bentô vendido en una estación, es un elemento imprescindible en los viajes por ferrocarril, y una plataforma para promover las especialidades locales, pues en cada estación suelen vender ekiben elaborados con productos típicos de la zona (algunos llevan elaborándose con los mismos ingredientes desde hace más de cien años). Y en un país como Japón, no podemos olvidar la tecnología aplicada a la vida cotidiana, y es que actualmente se pueden encontrar incluso ekiben que, simplemente estirando de unos hilos, conseguimos que se caliente la comida en el momento de comerla. No conozco los detalles, pero el sistema se basa en provocar una reacción química exotérmica al poner en contacto dos elementos en el momento de estirar los hilos. El calor producido calienta la comida en pocos segundos.

ekiben01

El origen del ekiben se remonta a los primeros tiempos del ferrocarril en Japón. El primer ferrocarril nipón se inauguró en 1872 entre las estaciones de Shimbashi (Edo) y Yokohama, y diez años más tarde nació el ekiben. En aquella época los trayectos eran largos y las paradas en las estaciones podían alargarse considerablemente, de forma que se popularizaron los vendedores de comida que se acercaban a los trenes para poder vender sus productos alimentarios a los pasajeros, quienes ni tan solo habían de bajar del tren. Aquellos primeros ekiben no eran más que unas bolas de arroz con daikon rallado, envueltas en corteza de bambú (una combinación que todavía es bastante popular). Con el tiempo se fue extendiendo la red ferroviaria y la duración de los viajes, y con ella la popularidad del ekiben, hasta que el viaje en avión hizo disminuir considerablemente el tiempo de los viajes y el tren dejó de utilizarse para trayectos largos. Pero el ekiben no desapareció del todo. Ahora es habitual encontrar tiendas que los venden en los andenes de los trenes de medio y largo recorrido, e incluso se pueden adquirir en el interior de los trenes, cuando pasa algún empleado con un carrito lleno de comidas, bebidas, etc.

ekiben02

Algunas de estas tiendas pueden tener incluso centenares de tipos distintos (en todo el país se calcula que se venden unos 4.000 tipos distintos de ekiben), pero casi siempre se podrá encontrar alguno muy especial que podríamos considerar “típico”. Estos ekiben son propios de la zona, y una buena forma de promocionar los productos de la región, de forma que su creación pasa por un largo proceso en el pueden llegar a participar personas de muy distintos ámbitos. Uno de los casos más recientes se ha producido en la ciudad de Matsumoto, que todavía no contaba con ningún ekiben “propio” y se unieron las autoridades locales, la universidad y los productores locales para elaborar uno.

Evidentemente, con tanta variedad es posible encontrar desde los más sencillos y habituales, hasta los más sofisticados. En mis viajes de largo recorrido por Japón generalmente he utilizado el shinkansen pues en aquellos momentos me interesaba más ir del punto A al punto B, que cualquier otra cosa, y por tanto pocas veces he adquirido uno de estos ekiben, y cuando lo he hecho lo he elegido más por lo que me apetecía en aquel momento que por lo que representaba, pero para un futuro viaje me estoy planteando muy seriamente la posibilidad de hacer algunos trayectos única y exclusivamente para probar estos ekiben más especiales a lo largo de la ruta, pues considero que es una forma muy interesante (y temática) de viajar por Japón.

ekiben04

Un ekiben de estos más especiales se caracteriza por su envoltorio (generalmente un papel con motivos característicos), el contenedor (que puede ser una caja con forma característica), y por su contenido (generalmente contiene arroz, un plato principal y diversos acompañamientos, aunque puede presentar numerosas variaciones). Aún así todavía hay otro elemento a tener en cuenta con el ekiben. Y es que como muchas de las cosas buenas que tiene Japón, un ekiben es mucho más que una comida, es una forma de disfrutar del viaje (Como los bentô que se preparan para el hanami, que son para disfrutar con los amigos), y por tanto no deben comerse de cualquier forma, si no que se debe hacer pausadamente, si es posible mientras se conversa y ríe con los compañeros de viaje (o si vas solo escuchando una música relajante por los auriculares, a un volumen que tan solo puedas oír tú, para no molestar a la persona que se siente a tu lado), y con el paisaje que se pueda contemplar por la ventanilla como telón de fondo.

Seishun 18 Kippu

Cuando hablamos de abonos para conseguir que los viajes en tren por Japón sean más económicos, todo el mundo piensa rápidamente en el JR Pass, pues además de ser el más conocido, para los turistas extranjeros es uno de los más económicos y prácticos. Pero la verdad es que hay muchas otras posibilidades que, según nuestras circunstancias particulares, o la forma en que efectuemos el viaje, nos pueden llegar a convenir más. Hoy os hablaré de uno de estos abonos, también emitido por las compañías de JR: el Seishun18.

Seishun18Kippu01

El Ticket Seishun 18 (Seishun Juuhachi Kippu – 青春18切符) tiene un nombre engañoso, pues su nombre significa Ticket de Tren para Jóvenes, y el 18 podría pensarse que se refiere a que se limita a un abono para gente joven, cosa totalmente falsa, pues todo el mundo lo puede utilizar.

La principal particularidad de este ticket es que tan solo puede adquirirse (cuesta 11.850 Yenes) en determinados períodos de tiempo, y es válido para momentos específicos del año. Concretamente se puede utilizar tres veces al año (las fechas pueden variar ligeramente de un año a otro según la distribución del calendario):

  • Primavera: puede adquirirse del 20 de febrero al 31 de marzo, y usarlo del 1 de marzo al 10 de abril.
  • Verano: puede adquirirse del 1 de julio al 31 de agosto, y usarlo del 20 de julio al 10 de septiembre.
  • Invierno: puede adquirirse del 1 al 31 de diciembre, y usarlo del 10 de diciembre al 10 de enero.

Las condiciones en que puede utilizarse este abono también son muy distintas de las del JR Pass, y posiblemente sean estas las que determinen qué tipo de abono nos conviene más.

El Seishun18 nos permite efectuar un número ilimitado de viajes por las líneas de JR desde Hokkaidō hasta Kyūshū, y al igual que el JR Pass también nos permite utilizar el transbordador de esta compañía a Miyajima y algunas líneas de autobús, pero a diferencia del JR Pass, no permite viajar en “Shinkansen” o en los trenes “Limited Express”, “Express” o tren-cama. Tampoco puede utilizarse para reservar asientos.

Estos viajes pueden efectuarse a lo largo de 5 días, que no hace falta que sean consecutivos (al contrario de lo que sucede con el JR Pass), y de hecho no hace falta ni tan solo que los utilice la misma persona (no es un abono nominal). También es posible que lo utilice más de una persona a la vez, gastando uno de los días posibles para cada persona. O sea, que si queremos, un grupo de hasta cinco personas pueden viajar juntos con un solo abono Seishun18 (aunque en el caso de cinco personas, en un solo día agotaremos los cinco días de validez, a razón de un día por persona que viaja). Cada uno de estos días se consideran desde las 00:00 hasta las 23:59 del día en que el personal de la estación haya estampado el sello para “gastar” el día. En el caso que un viaje iniciado finalice más tarde de las 23:59, la validez se extenderá hasta el momento de llegar a su destino el tren en que se viajara al dar la medianoche.

Al igual que el JR Pass, no puede usarse a través de las máquinas automáticas, si no que hace falta enseñarlo al personal de la estación (o del tren si la estación no tiene personal).

Al contrario que el JR Pass, que debe adquirirse antes de entrar en el país (Está pensado exclusivamente para turistas), para adquirir este abono se debe acudir a las Oficinas de JR (Midori-no-madoguchi), o a los Centros de Servicios Turísticos que hay en muchas estaciones de JR.

Billetes y abonos del metro de Tōkyō

ticketsMetro05Cuando viajé por primera vez a Japón, el metro de Tōkyō no parecía demasiado preparado para los turistas extranjeros: no había abonos especiales (como mucho, si comprabas 10 billetes a la vez, te regalaban el 11o), y además de lo laberínticas que pueden ser algunas de las estaciones, estas no estaban adaptadas nada adaptadas, por ejemplo, para las personas con discapacidad (las escaleras son interminables, pocas escaleras automáticas, y los ascensores son muy escasos). Pero con los diversos eventos internacionales que se han ido organizando desde entonces, y muy especialmente con la perspectiva de los JJOO del 2020, esto parece que está cambiando radicalmente.

En relación con estos cambios, inauguro una nueva sección dedicada a proporcionar información práctica hablando de las diversas opciones de billetes y abonos que se pueden utilizar en las líneas de Tōkyō Metro.

ticketsMetro02Billete Sencillo: el billete sencillo sirve para un solo viaje y su precio depende de la distancia recorrida (entre 150 y 310 Yenes), y tan solo son válidos ara el día en que se adquieren. Pueden adquirirse en las máquinas expendedoras que hay en las estaciones, encima de las cuales suele haber también un mapa de la red con el precio correspondiente para llegar a una estación desde la que nos encontramos. Es el billete del que generalmente se habla cuando te refieres a los viajes de metro, pero también es la opción más cara, adecuada solamente si debes hacer pocos viajes. También es este billete al que se hace referencia cuando en blogs como este a veces se dice; “en caso de duda, comprad el más barato, que después ya podréis pagar la diferencia al salir”.

Cupones: si se quieren hacer bastantes viajes a lo largo de diversos días, tenemos la opción de adquirir alguno de los tres tipos de cupones que existen: Ordinario, Fin de Semana /Festivos, o Horas no Punta. Estos cupones, que pueden adquirirse en las mismas máquinas que los billetes sencillos, nos permiten obtener entre 11 y 14 billetes sencillos por el precio de 10, pero con limitaciones sobre su uso. El Cupón Ordinario no presenta ningún tipo de restricción a su uso (ni tan solo la limitación de utilizarlo el mismo día de su adquisición como pasa con el billete sencillo), pero tan solo obtenemos un billete adicional. Con el Cupón Fin de Semana /Festivos obtenemos 14 billetes, pero tan solo pueden utilizarse en sábado, domingo o días festivos (incluido el período 30 diciembre – 3 enero). El Cupón Fuera Hora Punta nos proporciona 12 billetes para usar de lunes a viernes entre las 10:00 y las 16:00 horas, o en el mismo período que los billetes del Cupón Fin de Semana /Festivos.

ticketsMetro01Abono Suburbano /Estudiantil: este abono no es demasiado práctico para los turistas, pero tal vez el abono estudiantil sirva para aquellos que quiera ir a estudiar japonés durante una temporada si su alojamiento y la academia e n la que estudien no están muy próximas. Permiten un número ilimitado de viajes entre dos destinaciones específicas, siguiendo una ruta específica, para una persona determinada y durante un perídoo de 1, 3 ó 6 meses. Su precio depende de diversos factores. Se puede adquirir en las oficinas del metro como mínimo 14 días antes de empezar a utilizarlo.

Abono General: este abono permite un número ilimitado de viajes en todas las líneas de metro durante un período de 1, 3 ó 6 meses, por un precio de 17.300 Yenes, 49.310 Yenes o 93.420 Yenes, respectivamente). Puede adquirirse en las oficinas del metro como mínimo 14 días antes de empezar a utilizarlo.

Tarjeta PASMO: esta es una tarjeta de prepago que nos permite utilizar todos los servicios de Tōkyō Metro, incluso muchas de las máquinas expendedoras y pagar en numerosas tiendas que hay en sus estaciones. Básicamente abonamos una determinada cantidad de dinero (entre 1.000 y 20.000 Yenes) que queda registrada en la tarjeta, y que a medida que vamos gastando se va descontando del saldo (se pueden asociar algunas de las otras opciones, como los abonos). Es recargable, y muy práctica. Puede obtenerse en las oficinas del metro y en las máquinas expendedoras de las estaciones. Y si eres turista, hasta que se agoten las existencias, en Narita y Haneda se puede adquirir un modelo exclusivo para saldos de 2.500 Yenes (+500 Yenes de depósito).

ticketsMetro06

Billete de transbordo: estos billetes ofrecen un descuento especial sobre el precio normal del trayecto cuando se realiza un transbordo con las líneas de Toei y otras líneas metropolitanas, utilizando el mismo billete.

Hasta ahora hemos hablado de los billetes más o menos habituales y prácticos para la gente que vive o está en la ciudad por un largo período de tiempo. Pero si tan solo estaremos unos pocos días para hacer turismo, y, teniendo en cuenta las grandes distancias que separan un lugar de interés turístico de otro, estamos seguros de que utilizaremos muchas veces el metro para desplazarnos, entonces seguro que nos interesará más alguno de los siguientes abonos especiales.

ticketsMetro04Billete 1 Día: válido para un número ilimitado de viajes con todas las líneas de Tōkyō Metro durante el día especificado. Vale 600 Yenes y puede adquirirse por avanzado en las oficinas del metro (especificando el día de validez), o el mismo día en las maquinas expendedoras (válido tan solo para el día de compra). Por 1.000 Yenes ek abono es válido tanto para las líneas de Tōkyō Metro, como para las líneas de Toei.

Billete Combinado: este billete nos permite un número ilimitado de viajes en todas las líneas de Tōkyō Metro, Metro Toei, tranvías Toei (Toden), autobuses Toei (excepto los que requieren de reserva de asiento), las líneas metropolitanas de JR y las líneas Nippori-Toneri. Cuesta 1.590 Yenes y es válido para el día especificado. Puede conseguirse en las maquinas expendedoras de casi todas las estaciones de las compañías implicadas y en oficinas de JR East.

Abono Turístico: abono pensado eclusivamente para turistas (nacionales o internacionales) que permnite un número ilimitado de viajes en todas las líneas de Tōkyō Metro y Metro Toei, durante 1, 2 ó 3 días consecutivos. Cuesta 800 Yenes, 1.200 Yenes, o 1.500 Yenes respectivamente, y puede adquirirse en las oficinas de numerosas agencias de viajes en forma de vloucher, que posteriormente debe cambiarse en las oficinas del metro. También puede adquirirse en algunos hoteles (para sus huéspedes, a veces dentro de un paquete especial) y algunas cadenas de tiendas importantes como Big Camera, Laox y Softmap. Sin duda es la mejor opción para los turistas con poco tiempo, que quieran ver muchas cosas en pocos días, y por tanto deban hacer muchos desplazamientos cada día.

ticketsMetro03

Si llegáis o salís de Tōkyō por los aeropuertos de Narita o Haneda, hay algunas combinaciones especiales que combinan un billete para llegar a la ciudad (o ir de la ciudad al aeropuerto) en algunas de las diversas opciones de transporte disponibles para hacerlo, más el Abono Turístico antes mencionado.

Por otra parte, existen algunos cupones de descuento muy específicos, con los que puede conseguirse el Abono Turistico y un descuento en algún servicio adicional muy específico (servicio de autobuses JR Tokai, por ejemplo), tan solo útil si queremos utilizar este servicio, o visitar los lugares con descuento (como el Grutto Pass, que nos ofrece descuentos en 78 museos, galerías de arte, etc.).

Estaciones de metro laberínticas

Por motivos laborales, ya hace un cierto tiempo que soy testigo de los problemas que tienen los turistas con la red de metro de mi ciudad, una red que es muy sencilla y fácil de entender, especialmente si la comparamos con la de otras ciudades del mundo. Es por eso que cada vez que veo los problemas que tienen, no puedo de dejar de pensar: “¡Pues si estuvierais en Japón no sé si sobreviviríais a la experiencia!”.

En Japón he utilizado las redes de metro de cinco ciudades: Tōkyō, Ōsaka, Kyōto, Nagoya y Fukuoka. La red de metro de las tres últimas no es especialmente complicada, pero en el caso de las dos principales ciudades del país no solo es complicada la red de metro por la existencia de diversas compañías de metro y por el hecho de que a veces es complicado distinguir entre metro y ferrocarril (algunas líneas son compartidas y por la misma vía es posible que, de repente, pase un convoy de ferrocarril, que no tiene nada que ver con los convoyes de metro de que estás esperando). Pero hoy me quiero concentrar en las estaciones de metro de estas dos ciudades, que en algunos casos son especialmente laberínticas.

Las estaciones de metro menos importantes pueden ser relativamente sencillas (dos vías, uno o dos andenes y unas pocas salidas), aunque los recorridos para acceder a ellas pueden ser bastante enrevesados. Pero a medida que vamos añadiendo más líneas, transbordos, y una amplia área de influencia que puede multiplicar el número de salidas, la cosa puede complicarse hasta niveles considerables.

Y si la estación tiene una zona comercial, la dificultad aumenta todavía más, pues el laberinto puede llegar a derivar en una auténtica mini ciudad subterránea, por la que podrías incluso ir caminando bajo tierra hasta otra estación sin casi ni darte cuenta.

estacionsLaberintiques01

Pero pongamos algunos ejemplos para ilustrarlo.

Shinjuku (Tōkyō), no solo es la estación ferroviaria con más tránsito de pasajeros diarios del país, sino que por lo que respecta a las estaciones de metro, hay tres estaciones, de tres líneas distintas, que están comunicadas bajo tierra por unas galerías comerciales, de forma que puedes ir de un extremo a otro de esta bulliciosa zona sin ni tan solo ver el cielo.

Hacer algunos transbordos es como iniciar una expedición. No es que sean complicados de seguir pues están bien señalizados, pero cuando te bajas del metro y ves una indicación de que el transbordo que quieres hacer está en una determinada dirección ¡a más de 1 km de allí!, por experiencia os puedo decir que te quedas pasmado y con la boca abierta, convencido de que está equivocado, hasta que has acabado todo el recorrido y acabas convencido de que incluso se han quedado cortos. En Otemachi (Tōkyō) me encontré con un transbordo como este, y no sé si estaba bien calculada la distancia o no, pero es muy probable. Primero fue necesario llegar al otro extremo de la estación, que es capaz de albergar convoyes de diez vagones, más una distancia de seguridad adicional; a continuación tuvimos que subir, bajar, recorrer largos corredores, pasar por debajo de otros andenes, etc., para llegar finalmente a la línea que buscábamos; y entonces aún tuvimos que hacer un recorrido adicional para ir hasta el andén por el que pasaban los trenes en sentido contrario. ¡Como para ir con prisas!

Respecto a los transbordos, un amigo me contó que él incluso había hecho un transbordo en que tuvo que salir a la calle para volver bajo tierra un poco más adelante. Afortunadamente, en el suelo había unas marcas que indicaban el camino de forma suficientemente clara como para que tu sorpresa por el recorrido no hiciera que te perdieras.

estacionsLaberintiques02

Y otra dificultad, cuando has llegado a tu destino, es saber por dónde debes salir. Esto también puede ser una odisea cuando tienes ¡¡¡más de 50 salidas entre las que elegir!!! Y existe un caso como este. En el centro de Ōsaka, contadas una a una, llegamos a contar 53 salidas. Eso sí, todas perfectamente señalizadas, numeradas e indicadas en unos mapas dónde también pone a donde sales, y especificando que elementos destacables hay cerca de esa salida. Sin embargo, en algunos casos tanta información tan solo sirve para aumentar la confusión. Un problema adicional es que algunas salidas están literalmente dentro de edificios, que si no sabes muy bien dónde debes ir, no sabrás distinguir entre salida Norte, Sur, Este u Oeste de un mismo lugar, y que si te equivocas, corregir el error puede ser aún más complicado que salir del metro.

Estos son tan solo algunos de los problemas que os podéis encontrar en las estaciones de metro de las principales ciudades japonesas. La verdad, cuando algunos turistas me hacen determinadas preguntas estúpidas sobre la simple red de metro de mi ciudad, a veces tengo ganas de ver como se desesperarían en una red como la de estas ciudades. O tal vez es que es tan sencilla la del metro de Barcelona, que no se lo creen y se piensan que los estamos engañando.

estacionsLaberintiques03

A %d blogueros les gusta esto: