Archive for the ‘Japón (日本)’ Tag

Reconstrucción Castillo Nagoya

Ya hace mucho que os hablé de mi visita al Castillo de Nagoya, y recordaba que no se trata de una auténtica reconstrucción, si no de una construcción hecha con hormigón, con un aspecto exterior igual al del castillo original, pero ninguna similitud real en su interior.

Esto es bastante habitual en muchos castillos japoneses (como por ejemplo el de Ōsaka) que fueron destruidos por las bombas durante la Segunda Guerra Mundial, y posteriormente reconstruidos durante los años 50 o 60. La verdad es que por fuera estos castillos si que dan la impresión de ser auténticos, pero en cuanto entras se ve que no son más que estructuras aprovechadas para otros fines (generalmente museísticos, que sin duda también tienen un gran valor). Aún así siguen sirviendo como poderosos atractivos turísticos.

castellNagoya03

Pero estas estructuras también requieren un mantenimiento adecuado, y con la evolución de las leyes sobre seguridad (especialmente en relación con los terremotos), la verdad es que muchos de ellos se están quedando desfasados y, si se quiere que sigan siendo un importante punto de atracción turística, es preciso tomar medidas, a veces drásticas, como las que acaba de aprobar el consistorio de la ciudad de Nagoya.

reconstruccióCastellNagoya01

reconstruccióCastellNagoya02

En Junio de 2016 el alcalde de Nagoya, Kuwamura Takashi planteó la idea de derruir la actual torre de hormigón del Castillo de Nagoya para reconstruirla según el modelo original utilizando materiales y técnicas tradicionales. O sea, reconstruir el castillo “de verdad”. Un proyecto como este tiene un coste astronómico (calculado en unos 50 billones de Yenes, unos 8.5 millones de euros) y consecuentemente generó un fuerte debate. Debate que finalmente parece que ha acabado con la aprobación por mayoría del proyecto.

Este proyecto todavía se encuentra en sus fases iniciales, pero si todo va según se pretende, a principios de otoño de 2019 los visitantes ya no podrán visitar el castillo hasta finales de 2022, cuando tendremos una nueva y reconstruida torre del castillo de Nagoya tal y como era cuando se construyó hace siglos.

El Metro de Tōkyō aún más fácil

Tōkyō es una de les metrópolis más grandes del mundo, y los desplazamientos en metro son casi una obligación. Pero viajar en el metro presenta diversas complicaciones para el turista, incluso el procedente de ciudades acostumbradas a utilizar este sistema de transporte. De los problemas de viajar con el metro de Tōkyō ya he hablado en otras ocasiones, y seguramente conoceréis mi opinión de que “es complicado, pero tampoco es tan terrible como lo pintan”. De todas formas, parece que con el horizonte de los JJOO Tōkyō2020 el sistema de metro cada vez será más accesible a los turistas (incluso los más obtusos).

Las autoridades acaban de instalar máquinas expendedoras de billetes multilingües (hasta ahora solo estaban en japonés e inglés) en la estación Tochomae, de la línea Oedo, perteneciente a la red de metro de Toei. De momento los idiomas disponibles son inglés, chino y coreano, pero a finales de marzo se añadirán el castellano, el francés y el tailandés.

Pero no solo esto. Si ahora tenías que saber muy bien dónde querías ir y saber leer el mapa de la red de metro, con estas nuevas máquinas expendedoras de billetes, se podrá elegir la estación de destino de cuatro formas distintas, según su nombre, según su número de estación (un sistema a prueba de tontos implantado ya hace algunos años), escogiéndola en un mapa de la ruta, o simplemente por el sitio de interés al que se quiere ir. También se ha aumentado el tamaño de la pantalla para que sea más fácil leer toda la información.

tokyometrotouristfriendly

En breve estas máquinas irán instalándose en otras estaciones (hasta 31), especialmente en estaciones tan turísticas como Roppongi, Asakusa y Otemachi.

La otra compañía de metro, Tōkyō Metro Co., ya empezó a instalar en régimen de pruebas un sistema similar el año pasado, y tiene previsto extenderlo por su red de metro hasya llegar a las 155 máquinas en 69 estaciones, en el año 2018.

Sin duda viajar en metro en Tōkyō perderá un poco de su encanto, del espíritu de “ir a la aventura”, pero será mucho más cómodo y práctico.

Dos noches en Takayama

La zona central de la isla de Honshū, los denominados Alpes Japoneses, no es de las más visitadas, pero sin duda vale la pena visitarla en cualquier época del año. En la zona de Hida está Takayama, a medio camino entre Nagoya y Toyama. De hecho, toda la ruta que comunica estas dos ciudades en costas opuestas de la isla principal de Japón, la que resigue la línea Takayama de JR, es muy interesante de ver, pero tal vez necesitaríamos unas vacaciones muy largas para poder disfrutarla adecuadamente.

Una solución práctica y que nos podrá permitir satisfacer las necesidades reales de un viaje con una apreciación adecuada de la zona, es pasar dos noches (o incluso tres) en Takayama. Sobre todo si podemos hacer coincidir la estancia con uno de los dos festivales de la ciudad: el Festival de Primavera o Sanno Festival (14-15 Abril); o el Festival de Otoño o Hachiman Festival (9-10 Octubre).

Takayama08

En dos días se puede disfrutar del festival y ver con suficiente comodidad todo lo que tiene de interesante Takayama, pues casi todo está agrupado en una zona no demasiado grande. Si tienes la suerte (yo no la tuve cuando fui) de poder quedarte una tercera noche, puedes dedicar el día adicional a hacer una excursión a la zona de Sirakawa-go y Gokayama, situada a unos 30 km al NO de Takayama, aunque puede ser un poco como una aventura ya que la comunicación en transporte público no es demasiado buena.

Pero centrémonos en la visita a Takayama. Si tomamos un tren adecuado, llegaremos a la ciudad con tiempo suficiente de dejar los trastos allí donde nos alojemos y ver durante la tarde toda la zona de la Ruta Higashiyama. Si se nos hace muy tarde alguna cosa no la podremos ver en condiciones, pero siempre podremos hacer una escapada alguno de los otros días que permanezcamos en la ciudad.

rutatakayama01

Al día siguiente empieza la marcha de verdad, pero tenemos que levantarnos bastante pronto para aprovechar el día. Podemos empezar visitando los mercados matutinos y Takayama Jinya, situado justo delante de uno de ellos. Más tarde, antes de comer todavía tendremos tiempo de pasear entre los yatai para verlos y, si vamos suficientemente bien de tiempo, asegurarnos un buen sitio para la representación de marionetas. Si no siempre podemos verlo desde un sitio no tan adecuado, o decidir regresar para alguna de las demás representaciones (por la tarde hay otra). Cabe decir que no es recomendable dejarlo para el día siguiente, pues tal vez acabemos perdiéndonos algo interesante.

TakayamaJinya04

Kusakabe01

Por la tarde podemos acabar de ver la zona histórica con calma, pues seguramente ya la habremos visto con prisas mientras íbamos de un sitio a otro. Aprovecharemos para visitar el interior de alguno de los edificios que se pueden visitar como Kasukabe Mingei-kan. Cuando acabemos podemos ir buscando un buen sitio para presenciar el desfile nocturno, que es la única posibilidad y entre la gente que se reúne y las calles tan estrechas por donde pasan, la verdad es que es complicado encontrar un buen sitio si no vas con tiempo y te armas de paciencia.

Al día siguiente, podemos visitar el Pueblo Hida por la mañana y, dependiendo de a qué hora debamos marcharnos, si nos queda alguna cosa por ver podemos aprovechar para hacerlo.

HidanoSato03

El Museo Ghibli cierra por reformas

El Museo Ghibli de Mitaka, muy cerca de Tōkyō está actualmente cerrado por reformas, pero el próximo mes de Julio reabrirá con una nueva exposición diseñada y supervisada por Miyazaki Hayao. Esta nueva exposición se titulará Nekobus ni notte Ghibli no Mori he (Viajando con el Nekobus hacia el Bosque Ghibli) y podrá verse desde el 26 de Julio hasta Mayo de 2017.

Entre toras reformas, se repintarán las paredes exteriores utilizando colores más intensos y vívidos, y se reformará el interior con nuevas y mejoradas exposiciones con el objetivo que los visitantes disfruten aún más de la visita.

reformesGhibli

Ekiben (駅弁)

Todos hemos oído hablar alguna vez de la palabra bentô, y seguramente lo hemos visto en alguna serie de anime (hay una que se titula precisamente así, y el protagonista absoluto son las cajas bentô) o película japonesa. Incluso habréis podido leer un montón de vivencias propias en blogs dedicados a Japón, pues es un elemento característico de esta cultura. Básicamente un bentô es un contenedor en el interior del cual hay diversos alimentos preparados y listos para comer, de forma que en su conjunto forman una comida completa. El contenedor, como no puede ser de otra forma en el caso de los japoneses, puede ser tan importante como el propio contenido, y por eso puede llegar a tener formas especiales, o estar hecho de algún material poco habitual. Estos bentô se pueden adquirir en numerosos lugares (los más simples en los propios konbinis), o ser preparados con mucho cuidado en casa (tal vez para ir a celebrar el hanami con la familia o los amigos).

ekiben03

Pero en Japón, incluso las cosas más comunes pueden tener un montón de particularidades y especificaciones. Y es así como encontramos los ekiben (駅弁), que en el fondo no son más que bentô vendidos en las estaciones de tren (eki). Hasta aquí podríamos considerar que simplemente nos estamos refiriendo a una especificación del término, pero la verdad es que el mundo del ekiben va mucho más allá. Un ekiben no es solo un bentô vendido en una estación, es un elemento imprescindible en los viajes por ferrocarril, y una plataforma para promover las especialidades locales, pues en cada estación suelen vender ekiben elaborados con productos típicos de la zona (algunos llevan elaborándose con los mismos ingredientes desde hace más de cien años). Y en un país como Japón, no podemos olvidar la tecnología aplicada a la vida cotidiana, y es que actualmente se pueden encontrar incluso ekiben que, simplemente estirando de unos hilos, conseguimos que se caliente la comida en el momento de comerla. No conozco los detalles, pero el sistema se basa en provocar una reacción química exotérmica al poner en contacto dos elementos en el momento de estirar los hilos. El calor producido calienta la comida en pocos segundos.

ekiben01

El origen del ekiben se remonta a los primeros tiempos del ferrocarril en Japón. El primer ferrocarril nipón se inauguró en 1872 entre las estaciones de Shimbashi (Edo) y Yokohama, y diez años más tarde nació el ekiben. En aquella época los trayectos eran largos y las paradas en las estaciones podían alargarse considerablemente, de forma que se popularizaron los vendedores de comida que se acercaban a los trenes para poder vender sus productos alimentarios a los pasajeros, quienes ni tan solo habían de bajar del tren. Aquellos primeros ekiben no eran más que unas bolas de arroz con daikon rallado, envueltas en corteza de bambú (una combinación que todavía es bastante popular). Con el tiempo se fue extendiendo la red ferroviaria y la duración de los viajes, y con ella la popularidad del ekiben, hasta que el viaje en avión hizo disminuir considerablemente el tiempo de los viajes y el tren dejó de utilizarse para trayectos largos. Pero el ekiben no desapareció del todo. Ahora es habitual encontrar tiendas que los venden en los andenes de los trenes de medio y largo recorrido, e incluso se pueden adquirir en el interior de los trenes, cuando pasa algún empleado con un carrito lleno de comidas, bebidas, etc.

ekiben02

Algunas de estas tiendas pueden tener incluso centenares de tipos distintos (en todo el país se calcula que se venden unos 4.000 tipos distintos de ekiben), pero casi siempre se podrá encontrar alguno muy especial que podríamos considerar “típico”. Estos ekiben son propios de la zona, y una buena forma de promocionar los productos de la región, de forma que su creación pasa por un largo proceso en el pueden llegar a participar personas de muy distintos ámbitos. Uno de los casos más recientes se ha producido en la ciudad de Matsumoto, que todavía no contaba con ningún ekiben “propio” y se unieron las autoridades locales, la universidad y los productores locales para elaborar uno.

Evidentemente, con tanta variedad es posible encontrar desde los más sencillos y habituales, hasta los más sofisticados. En mis viajes de largo recorrido por Japón generalmente he utilizado el shinkansen pues en aquellos momentos me interesaba más ir del punto A al punto B, que cualquier otra cosa, y por tanto pocas veces he adquirido uno de estos ekiben, y cuando lo he hecho lo he elegido más por lo que me apetecía en aquel momento que por lo que representaba, pero para un futuro viaje me estoy planteando muy seriamente la posibilidad de hacer algunos trayectos única y exclusivamente para probar estos ekiben más especiales a lo largo de la ruta, pues considero que es una forma muy interesante (y temática) de viajar por Japón.

ekiben04

Un ekiben de estos más especiales se caracteriza por su envoltorio (generalmente un papel con motivos característicos), el contenedor (que puede ser una caja con forma característica), y por su contenido (generalmente contiene arroz, un plato principal y diversos acompañamientos, aunque puede presentar numerosas variaciones). Aún así todavía hay otro elemento a tener en cuenta con el ekiben. Y es que como muchas de las cosas buenas que tiene Japón, un ekiben es mucho más que una comida, es una forma de disfrutar del viaje (Como los bentô que se preparan para el hanami, que son para disfrutar con los amigos), y por tanto no deben comerse de cualquier forma, si no que se debe hacer pausadamente, si es posible mientras se conversa y ríe con los compañeros de viaje (o si vas solo escuchando una música relajante por los auriculares, a un volumen que tan solo puedas oír tú, para no molestar a la persona que se siente a tu lado), y con el paisaje que se pueda contemplar por la ventanilla como telón de fondo.

A %d blogueros les gusta esto: