Archive for the ‘Omatsuri (お祭)’ Tag

Camino de flores y luces (京都東山花塘路)

logo Hanatouro 2012Todavía no es primavera oficialmente, pero pronto empezarán a florecer los cerezos en Japón, y a pesar de que esto depende en buena parte de las condiciones atmosféricas, cada año desde 2003, entre, aproximadamente, el 10 y el 20 de Marzo, en Kyôto tiene lugar el Hanatôro en el que se nos invita a dar un paseo por la zona de las Higashiyama que hemos estado recorriendo durante la ruta I del Blog-Maratón Templos de Kyôto, a partir de las 6 de la tarde y hasta las 9:30 de la noche.

Su nombre completo es Kyôto Higashiyama Hanatôro, que podría traducirse como “Camino de Flores y Luces por las Montañas del Este de Kyôto”. Se trata de casi 5 Km de calles de la zona comprendida entre Kiyomizudera y Shorenin, en que al anochecer se iluminan las calles con centenares de farolillos de diversos diseños, enmarcando un área dominada por los templos (muchos de los cuales se pueden visitar fuera de su horario habitual, plenamente iluminados), las tiendas de ninenzaka y sannenzaka abiertas hasta más tarde y diversas actividades de todo tipo.

Tipos de farolillos

Mapa de la zona

Durante el Hanatôro pueden verse gigantescos ejemplos de ikebana moderno, actuaciones y muchas actividades más, sin olvidarnos de que, como todo buen festival, en la zona de Yasaka y el Parque Maruyama, que podrían considerarse el epicentro de todo, está llena de los obligatorios puestecitos de cualquier matsuri que se merezca este nombre.

Ikebana moderno

Este año 2012 el Hanatôro tendrá lugar exactamente del día 10 al día 20 de Marzo, pero las fechas pueden oscilar un poco arriba o abajo (yo estuve en el de 2010, en el que las fechas fueron del 12 al 23). Es una magnífica oportunidad de disfrutar de la zona con alicientes adicionales (si es que hacía falta alguno). Eso si, no tratéis de ir con prisas, porque la gran cantidad de gente que acude hace que sea totalmente imposible, especialmente en las zonas más estrechas, como las escaleras de sannenzaka.

Información importante:

Hanatouro Hanatouro

Hanatouro

Matsuri (お祭り)

Foto: Arturo

Si hay algo que todos habéis visto en algún reportaje, película, manga o anime es sin duda un matsuri, o festival. De matsuris los hay durante todo el año por las causas más diversas, pero lo más habitual es que tengan lugar en verano, cuando hace mejor tiempo para salir a divertirse, y cuando suelen acumularse los motivos para celebrarlos.

Y la verdad es que con el calor de los últimos días te entran ganas de ponerte un yukata e ir a alguno. Personalmente he estado en más de un matsuri durante los diversos viajes a Japón que he hecho, pero querría destacar uno por encima de todos, principalmente por ser el más completo que he visto. Dn él pude ver realmente todos los elementos que de forma conjunta o dispersa había podido ver en documentales, películas y animes: casas del terror, tenderetes para hacer puntería o pescar pececitos, tiendas para comprar de todo y, evidentemente, muchos puestos de comida y la posibilidad de bailar al ritmo del taiko central. Todo esto y más lo podéis ver en el siguiente vídeo resumen de la parte más “festiva” de la celebración.

Y he dicho la parte más festiva porque además, había diversas actividades puntuales, como la demostración de disparo con teppô, el concierto de taiko o la representación de los Power Rangers, de los que ya os he hablado en entradas anteriores de este blog.

Es cierto que para entrar en este matsuri se había de abonar una entrada (700 円), pero en ningún otro festival había visto actuaciones como las anteriormente mencionadas, y durante los días del matsuri (aproximadamente una semana), el castillo cerraba sus puertas más tarde, cosa que te permitía visitarlo con la misma entrada del festival.

E incluso tenías la oportunidad de alquilar una armadura de samurai para hacerte unas fotos, o hasta pasearte por el lugar vestido con ella, y tal vez incluso bailar un poco con la armadura.

Foto: Arturo

Y que decir de los puestos de comida… podías encontrar de todo, y había una amplia zona de mesas para poder comértelo tranquilamente, justo al lado mismo del camión de la cerveza Kirin, que por cierto es el más práctico que he visto nunca. Llegas, aparcas, abres el lateral del camión y ya tienes preparados los caños para servir cerveza… si no te despistas demasiado con la chica de Kirin, con un ajustado vestido rojo y que cortaba la respiración (tanto que se me olvidó hacerle una foto y habréis de creer en mi palabra).

¡Buf! Quizás que deje de hablar del matsuri, que ya me estoy imaginando de regreso en Japón y acudiendo a un matsuri de verano para refrescarme del calor que tengo ahora mismo.

Foto: Arturo

Yabusame (流鏑馬)

Yabusame es el nombre que recibe un tipo de tiro con arco en el que el tirador está montado a caballo, al que controla exclusivamente con las rodillas, mientras dispara tres flechas con una cabeza especial contra unos objetivos situados a lo largo de un recorrido de aproximadamente 250m.

Hay quien lo considera un arte marcial, hay quien lo ve más como una tradición con una fuerte significación religiosa. Por lo visto, durante la Era Kamakura se instauró como entrenamiento habitual de los samurai que estos dispararan con el arco mientras cabalgaban, en parte como forma de inspiración zen. Actualmente se hacen demostraciones de este tipo de arqueria en eventos especialmente importantes, y en el templo Tsurugaota Hachiman (Hachiman es el dios de la guerra, entre otros aspectos) de Kamakura se celebra cada 16 de Septiembre.

Los participantes, vestidos con trajes de la época en que Kamakura era la capital del Japón, y montando caballos que emplean sillas y arneses de la misma época, llevan a cabo una demostración de su habilidad.

La ceremonia es larga y despierta una gran expectación. De hecho, más de una hora antes de empezar es habitual que los mejores lugares estén atestados de gente, la inmensa mayoría con cámaras, trípodes y teleobjetivos muy potentes por inmortalizar los mejores jinetes en el momento de disparar.

Todo empieza cuando los participantes preparan cuidadosamente su equipo, que lucen en una especie de procesión conjuntamente con los jueces, los ayudantes y otros participantes en alguna de las tareas de la ceremonia. El circuito por el que pasarán los caballos también se recorre y examina cuidadosamente antes de empezar.

La competición en sí misma (por muy ceremonial que sea, los participantes compiten por obtener una cinta de color blanco que se otorga al mejor arquero) consta de varias pasadas. En cada una, uno de los participantes debe preparar y disparar tres flechas a los objetivos situados a lo largo del recorrido mientras conduce el caballo con las rodillas. Los objetivos son unas maderas que, combinadas con la cabeza especial de las flechas, producen un fuerte ruido en caso de ser impactadas. Según algunas fuentes que he consultado, estos objetivos están situados a la altura que, en tiempos pasados, habría sido la parte más vulnerable de un samurai con armadura completa (justo bajo el visor del casco).

Información importante:

  • Lugar: Kamakura (templo Tsurugaota Hachiman – <鶴岡八幡宮)
  • Fecha: 16 Septiembre
  • Cómo llegar: hay muchos trenes que van de Tokyo a Kamakura en aproximadamente 1 hora (Yokosuka Line). El trayecto cuesta 890¥.
  • Dónde comer: Kamakura es un lugar muy turístico, por lo que no hay ningún problema para encontrar toda clase de lugares dónde comer. El Yabusame tiene lugar a partir de la una de la tarde, y por lo tanto muchos de los asistentes ya han comido antes de ir, o se traen la comida, y no es probable que encontréis una avalancha de gente queriendo comer a la vez, como seria de prever en caso de un evento como éste.
  • Dónde dormir: debido a su proximidad a Tokyo, Kamakura es un lugar ideal para visitar mientras estáis en la capital y por esto no puedo recomendar ningún lugar conocido de la ciudad. Desgraciadamente, si queréis ver bien los Yabusame, no podréis acabar de ver con tranquilidad el resto de puntos interesantes de Kamakura (una segunda visita, o una breve estancia de una noche, sólo para ellos sería muy recomendable).

Festival de otoño de Takayama (秋の高山祭)

Takayama es una población situada en la zona montañosa de Hida (también conocida como los Alpes Japoneses), en la prefectura de Gifu. La forma más práctica de llegar es meditante los Hida Ltd.Express, trenes JR que recorren la línea Nagoya-Toyama diez veces al día; tardan unas dos horas, y por el camino pueden observarse paisajes únicos por su gran belleza.

Es en esta tranquila población (aburrida según rezaba el reclamo del cartel de un restaurante local) donde dos veces al año, en primavera (14-15 Abril) y Otoño (9-10 Octubre), tiene lugar un festival considerado uno de los tres más bellos de Japón (junto con el Festival de Gion en Kyoto y el Festival Nocturno Chichibu de Saitama), y ha sido designado por el gobierno nipón como “Bien Intangible Folclórico-Cultural”.

Takayama08

El festival de primavera (o Festival Sanno) es en el que los agricultores piden a la deidad protectora de la mitad meridional de la antigua Takayama (Sanno-sama) una buena cosecha de arroz, mientras que el de otoño (o Festival Hachiman) sirve para expresar la gratitud de estos al dios protector de la mitad septentrional (Hachiman-sama). Ambos festivales se originaron a mediados del siglo XVII, y empezaron a utilizar yatai (carrozas) a principios del siglo XVIII. Entre ambos festivales hay unas pocas diferencias; básicamente, en el festival de primavera toma parte un yatai más que en el de otoño, y el templo ante el que tienen lugar los principales actos es diferente, así como la representación de marionetas.

Takayama02

Takayama03

Uno de los almacenes donde se guardan los yatai durante el año

Uno de los almacenes donde se guardan los yatai durante el año

La población de Takayama (al menos a efectos del festival) está dividida en dos zonas (cada una protegida por la deidad del festival correspondiente), que a su vez se divide en varias unidades llamadas “yatai gumi”, cada uno de las cuales ha sido celosamente reparado y conservado como expresión de solidaridad de grupo. En los inicios de esta tradición, los yatai eran desmantelados una vez acabado el festival para poder ser guardados hasta el momento de volver a montarse al año siguiente, pero a medida que iban aumentando de tamaño, y tras un terrible incendio que destruyó la mayor parte de la ciudad, se acabaron construyendo unos almacenes especiales para guardarlos junto con toda la parafernalia asociada. A finales de la era Edo, los ciudadanos más ricos de la ciudad contribuyeron con considerables donaciones para mejorar las estructuras y decorar sus yatai, a los que consideraban símbolos de su estatus dentro de la comunidad, algo que se propagó al trabajo de los artesanos, que compitieron para mostrar lo mejor de su arte. De esta forma los yatai se fueron diferenciando, según cada grupo enfatizó más uno u otro aspecto del diseño (decorando más las ruedas, potenciando la harmonía del conjunto, etc.). Actualmente, Takayama posee 23 yatai (12 para el festival de primavera y 11 para el de otoño).

Personalmente solo he podido asistir al festival de otoño, así que todo lo que cuente a partir de este momento (y las imágenes adjuntas) es relativo al Festival de Hachiman.

Takayama05Takayama06

El primer día se realiza la “plantada” de los yatai en la calle que conduce al templo. No se cuánto debe pesar cada uno, pero la verdad es que agota nada más ver tirar y empujar de ellos para moverlos, y no digamos ya hacerlos girar, que necesitan ruedecitas adicionales y un master en “conducción de yatai” para lograrlo.

Takayama04Takayama07

Más tarde tienen lugar las ceremonias rituales en el templo y diversas procesiones donde centenares de monjes y habitantes del pueblo vestidos con trajes tradicionales recorren las principales calles del “casco antiguo” al son de los gongs y otros instrumentos de percusión (en estas procesiones se lleva una templete portátil o mikoshi, en el que se supone que va Hachiman-sama).

Sobre mediodía tiene lugar la representación karakuri (marionetas), que en el festival de otoño lo realiza el yatai de Hoteitai (en primavera son tres los yatai que realizan la representación: Sambaso, Shakkyotai y Ryujintai). Las marionetas de Hoteitai representan al Sacerdote Hotei, así como a un par de jóvenes (un chico y una chica), que acaban sentándose sobre los hombros del sacerdote, justo antes que se despliegue un estandarte nobori con el mensaje “No alardees de tus grandes virtudes y conocimientos; compártelos con las masas”. En el video se puede ver un resumen de los aproximadamente 15 minutos que dura la representación. Y para quién esté preguntándose cómo lo hacen, el sistema no está para nada automatizado, sino que hay docenas de cables que van hasta el interior de la carroza, donde al menos media docena de personas (son las que yo conté, pero podría haber más) se hacinan para mover los cables.

Después, por la noche, las carrozas son equipadas con docenas de linternas de papel y hacen un recorrido por las calles del pueblo (calles por las que apenas pasan las carrozas, así que no podéis ni imaginaros cómo está la gente que las ve pasar ni a que hora empiezan a buscar sitio).

Takayama11Takayama13

Takayama10

El segundo día del festival hay más procesiones y se repiten las representaciones de marionetas, pero realmente el grueso del festival tiene lugar el día 9, cuando la población es literalmente invadida por hordas de visitantes llegados en tren y autocar de otros lugares.

Evidentemente, como en todos los festivales japoneses que he podido ver, hay una gran cantidad de tenderetes de comida que se sitúan a continuación de un tradicional mercado que tiene lugar todas las mañanas junto al río. En ellos puedes comer y beber casi de todo: pinchos de ternera de Hida, bolitas de pulpo, pinchos de pollo, y cosas menos japonesas como shawarmas y frankfurts, por poner solo unos ejemplos.

Si queréis una opinión meramente personal, Takayama es un lugar interesante de ver (2-3 días son más que suficientes) si la visita coincide con uno de los festivales, aunque si quieres verlo todo bien es necesario planificarlo con tiempo pues todo está abarrotado. Como ejemplo, decir que para la representación de marionetas estuve esperando desde algo más de una hora y media antes que empezaran, y aún así solo pude situarme en un lugar “adecuado” para no deshidratarme con el sol y ver la representación desde unos diez o doce metros de distancia. Una media hora antes de empezar ya no podía ver el final de la marea humana de gente esperando (más que nada por que los límites de la plaza donde tiene lugar estaban a rebosar).

Takayama01

Takayama12

Información importante:

  • Lugar: Takayama
  • Fecha: 9-10 Octubre
  • Como llegar: con JR desde Nagoya se tarda poco más de 2 horas (Hida Express) y si no se dispone del JR-Pass cuesta unos 2600¥ sin reserva de asiento.
  • Donde comer: a las paraditas de comidade que se colocan por el festival, ¡evidentmente!
  • Donde dormir: en Takayama hay diversos ryokan, pero es necesario reservar con bastante antelación porque en estas fechas se llenan rápidamente. Yo estuve en el Rickshaw Inn, que está muy bien situado y no está nada mal (es moderno, no demasiado grande, el personal es muy amable y dispone de una pequeña cocina -nevera, microondas y poco más- por si quieres hacerte alguna cosa).
A %d blogueros les gusta esto: