Archive for the ‘Pueblos y ciudades’ Tag

Dos noches en Takayama

La zona central de la isla de Honshū, los denominados Alpes Japoneses, no es de las más visitadas, pero sin duda vale la pena visitarla en cualquier época del año. En la zona de Hida está Takayama, a medio camino entre Nagoya y Toyama. De hecho, toda la ruta que comunica estas dos ciudades en costas opuestas de la isla principal de Japón, la que resigue la línea Takayama de JR, es muy interesante de ver, pero tal vez necesitaríamos unas vacaciones muy largas para poder disfrutarla adecuadamente.

Una solución práctica y que nos podrá permitir satisfacer las necesidades reales de un viaje con una apreciación adecuada de la zona, es pasar dos noches (o incluso tres) en Takayama. Sobre todo si podemos hacer coincidir la estancia con uno de los dos festivales de la ciudad: el Festival de Primavera o Sanno Festival (14-15 Abril); o el Festival de Otoño o Hachiman Festival (9-10 Octubre).

Takayama08

En dos días se puede disfrutar del festival y ver con suficiente comodidad todo lo que tiene de interesante Takayama, pues casi todo está agrupado en una zona no demasiado grande. Si tienes la suerte (yo no la tuve cuando fui) de poder quedarte una tercera noche, puedes dedicar el día adicional a hacer una excursión a la zona de Sirakawa-go y Gokayama, situada a unos 30 km al NO de Takayama, aunque puede ser un poco como una aventura ya que la comunicación en transporte público no es demasiado buena.

Pero centrémonos en la visita a Takayama. Si tomamos un tren adecuado, llegaremos a la ciudad con tiempo suficiente de dejar los trastos allí donde nos alojemos y ver durante la tarde toda la zona de la Ruta Higashiyama. Si se nos hace muy tarde alguna cosa no la podremos ver en condiciones, pero siempre podremos hacer una escapada alguno de los otros días que permanezcamos en la ciudad.

rutatakayama01

Al día siguiente empieza la marcha de verdad, pero tenemos que levantarnos bastante pronto para aprovechar el día. Podemos empezar visitando los mercados matutinos y Takayama Jinya, situado justo delante de uno de ellos. Más tarde, antes de comer todavía tendremos tiempo de pasear entre los yatai para verlos y, si vamos suficientemente bien de tiempo, asegurarnos un buen sitio para la representación de marionetas. Si no siempre podemos verlo desde un sitio no tan adecuado, o decidir regresar para alguna de las demás representaciones (por la tarde hay otra). Cabe decir que no es recomendable dejarlo para el día siguiente, pues tal vez acabemos perdiéndonos algo interesante.

TakayamaJinya04

Kusakabe01

Por la tarde podemos acabar de ver la zona histórica con calma, pues seguramente ya la habremos visto con prisas mientras íbamos de un sitio a otro. Aprovecharemos para visitar el interior de alguno de los edificios que se pueden visitar como Kasukabe Mingei-kan. Cuando acabemos podemos ir buscando un buen sitio para presenciar el desfile nocturno, que es la única posibilidad y entre la gente que se reúne y las calles tan estrechas por donde pasan, la verdad es que es complicado encontrar un buen sitio si no vas con tiempo y te armas de paciencia.

Al día siguiente, podemos visitar el Pueblo Hida por la mañana y, dependiendo de a qué hora debamos marcharnos, si nos queda alguna cosa por ver podemos aprovechar para hacerlo.

HidanoSato03

Nikkō (日光)

Nikkō es una población situada suficientemente cerca de Tōkyō como para convertirse en una excursión de un día habitual desde ella, especialmente para ver uno de los complejos de templos más grande e importante de todo Japón. A pesar de ello, quien quiera ver todos los atractivos que nos ofrece esta población, que no son únicamente los templos, tal vez debería plantearse otras posibilidades, incluso la de pernoctar en ella, ni que fueran tan solo uno o dos días.

nikko01

El complejo de templos por el que es especialmente famoso Nikkō puede visitarse en un solo día sin grandes problemas, incluso teniendo que realizar el viaje de ida y vuelta desde Tōkyō, pero si lo queremos ver con calma, la verdad es que poco tiempo nos quedará para ver, por ejemplo, el Parque Nacional de Nikkō, el Chūzenji-ko y las cataratas de Kegon. O incluso el pueblo de Yumoto. Y no hablemos ya de Nikkō Edo, un parque temático ambientado en la Era Edo.

Así pues, tal como yo lo veo, tenéis diversas posibilidades para ver la zona. Desde Tōkyō podéis hacer una visita de un solo día, para ver la zona de los templos con calma o, si los visitáis un poco más “por encima”, arañar el tiempo suficiente para tomar el autobús para acercaros a Chūzenji-ko y las cataratas. Otra posibilidad es contratar una excursión en autocar de un día desde Tōkyō, que generalmente incluirá la visita a los templos, el parque nacional y el lago, pero todo visto de forma demasiado precipitada e incompleta, por lo que personalmente no os la recomendaría. Finalmente, hay la posibilidad de pernoctar uno o dos días, de forma que podáis ver de forma tranquila y sosegada todo lo que nos brindan estos parajes.

nikko03

nikko04

Yo he estado dos veces en Nikkō, la primera en una excursión en autocar, y la segunda viajando desde Tōkyō, pero si consigo volver una tercera vez (que es lo que desearía), podéis estar seguros que me quedaré como mínimo un par de noches. Hasta ahora he podido ver con calma los templos, en la ocasión en que fui por mi cuenta, pues la primera vez apenas si pude verlos por encima, y tengo una ligera idea de cómo es el lago y la catarata, de forma que si vuelvo será, como he dicho, para quedarme unos días, de forma que pueda ver como han acabado las obras de reconstrucción que estaban realizándose la última vez que estuve allí, pero dedicar también el tiempo necesario a los alrededores, así como un día de diversión en el parque temático Edo Wonderland.

Información importante:

  • Lugar: Nikkō (Pref.Toshigi)
  • Cómo llegar: desde Tōkyō tenemos dos posibilidades: tomar la línea Tobū-Nikkō desde Asakusa, que tarda entre dos horas y una hora cuarenta y cinco minutos, dependiendo de si el tren es un rápido o un expreso (es posible que debamos hacer transbordo en Shimo-Imaichi); y si tenemos el JR Pass podemos utilizar la línea JR, tomando un shinkansen desde Ueno hasta Utsunomiya (50 minutos), donde transbordaremos a la línea Nikkō (45 minutos). La estación de JR está situada a menos de 1 minuto de la de a línea Tobū.

nikko02

Iga-Ueno, ciudad ninja (伊賀上野市)

Shinobi02El título de esta entrada tal vez os parezca un poco exagerada, pero la verdad es que los temas ninja son omnipresentes por toda la población, desde el tren local a los símbolos de los lavabos públicos, pasando por los reclamos de las tiendas o las tapas del alcantarillado. Y no es que realmente sea una ciudad llena de ninjas, ni que sea la única que haga bandera de ellos, pero si se trata de una de sus principales atracciones turísticas, en la que se basa gran parte de la propaganda turística del lugar, además de ser una zona históricamente famosa por sus ninjas, y sobretodo popularizada recientemente por mangas, series de anime, o incluso una película como Shinobi (2005), que llegó a estrenarse (con no demasiado éxito) en cines españoles.


Shinobi07

Foto: Micki

Foto: Micki

Shinobi09

Foto: Micki

Sobre esta población se puede decir que es muy tranquila, y que tiene, además de una casa museo ninja, que es la atracción principal, un castillo, algunos museos de personajes locales y unas vistas magníficas (todo concentrado alrededor del parque Ueno, a poca distancia de la estación de tren Uenoshi, de la compañía privada Kintetsu). Tal vez poca cosa si se tiene en cuenta el largo viaje que seguramente tendréis que hacer para llegar, pero a quién no le despertado nunca la imaginación estos personajes “misteriosos”, los fabulosos ninja o shinobi, popularizados tanto por la literatura como el cine, y que para muchos occidentales siempre van unidos a los samuráis al pensar en Japón. Y además, la agradable sorpresa al llegar allí es que en este lugar se los toman en serio por lo que realmente eran, no según los estereotipos creados por el cine.

Foto: Micki

Foto: Micki

Foto: Arturo

Foto: Arturo

Shinobi04 Foto: Arturo

La casa museo, que como ya he dicho es prácticamente la única cosa importante que ver, se encuentra en la misma colina que el castillo y algunos de sus museos, muy cerca de la estación de la compañía local (si utilizáis los ferrocarriles JR no tendréis más remedio que acabar cogiendo este tren). La casa está dividida en tres secciones bien diferenciadas: la casa en si, el mueso, y la zona de demostraciones.

Foto: Arturo

Foto: Arturo

La casa es un edificio tradicional, pero lleno de escondites y trampas que se utilizaban para ocultar cosas o huir rápidamente en caso de necesidad. Unas kunoichi (mujeres ninja) vestidas con perfectos trajes ninja de color rosa (si, no me he equivocado al escribir, llevan ropas de color rosa) te explican en japonés (pero si hay occidentales despliegan unos carteles resumen en inglés) y hacen demostraciones de como se utilizaban todos estos recursos.

El museo muestra ejemplos de todo el utillaje que utilizaban los ninja, así como paneles explicativos de cómo se utilizaban y maquetas (una cosa muy típica de los museos japoneses). El material expuesto es realmente amplio, variado para mostrar variaciones de los mismos utensilios, e incluso se muestran objetos que no eran de uso habitual, pero que también utilizaban cuando era necesario (como un cañón de mano). Al final de la visita al museo podéis encontrar, como no, la tienda de recuerdos, donde comprar desde camisetas con motivos alegóricos, hasta shurikens de plástico o metal.

Shinobi11

Foto: Micki

Foto: Micki

Foto: Micki

Shinobi06 Shinobi05

En la tercera parte, la zona de demostraciones, a determinadas horas y por un precio adicional, te explican y hacen demostraciones de cómo luchaban los ninja y cómo aprovechaban los recursos que tenían. La explicación es en japonés, y la música escogida posiblemente deja bastante que desear (demasiada “Operación Imposible”), pero es perfectamente comprensible tan solo con las demostraciones. Finalmente, los visitantes pueden hacerse una foto con los “ninja” y “kunoichi” (estos ya no van de rosa) que han actuado, y puedes lanzar cinco shuriken a una diana de poliespán por 200 ¥.

Foto: Micki

Foto: Micki

Foto: Arturo

Foto: Arturo

Información importante:

  • Lugar: Iga-Ueno
  • Coste: la entrada al museo cuesta 700¥. El espectáculo tiene un coste adicional de 200¥, y lanzar cinco shuriken al final de este último tiene un coste adicional de 200¥.
  • Cómo llegar: desde la estación JR de Nagoya, se debe tomar la JR Kansai Line hasta Kameyama (Mie) y allí hacer transbordo hasta IgaUeno, donde has de hacer transbordo a la línea Kintetsu de Iga, hasta la estación Uenoshi. El trayecto dura un poco más de 2h, más el tiempo de los transbordos, pero es la más económica si tienes el JR Pass, y la que menos transbordos te obliga a hacer. El trayecto en JR cuesta 1620¥, mientras que el tren de la Kintetsu tan solo cuesta 250¥ (el recorrido es de tan solo 8 minutos). El tren de la Kintestsu sale de la misma estación a la que llega el tren de JR, donde acaba la línea Kintetsu.

    Desde Osaka se debe tomar la línea JR Yamatoji, hacer transbordo en Nara y bajar del tren en Kamo (Kyoto), donde se debe hacer transbordo a la línea JR Kansai hasta IgaUeno, para finalmente coger el tren de la Kintetsu como en el caso de llegar desde Nagoya. El trayecto tiene una duración bastante similar a si vienes de Nagoya, y un coste (el tren de JR) de 1.450¥.

  • Dónde comer: la verdad es que no hay demasiados lugares para escoger donde comer, y recomendaría que lo hicierais en horario japonés, ya que si vais demasiado tarde, es posible que no encontréis ningún lugar dónde hacerlo.

Shinobi03

Foto: Arturo

Foto: Arturo

Foto: Arturo

Foto: Arturo

A %d blogueros les gusta esto: